Las paredes gritan:
“aguafiestas”…
vs…
“agualeguas”…

Altura de miras

Cuando escucho el discurso de algún político, me gusta pensar que tiene “Altura de Miras”, como se dice popularmente.

Para ser político se necesita tener grandes cualidades morales y espirituales.

Sobre la Altura de Miras Hegel en su Fenomenología del Espíritu dice que los hombres han perdido la costumbre de mirar a lo alto, hacia las estrellas y se acostumbraron a ver el suelo, como los gusanos. Su percepción sobre el materialismo (que era lo que dominaba) lo hizo pensar así, en 1807.

La filosofía de Hegel trató de explicar lógicamente el proceso a través del cual lo real y la verdad llegan a constituirse como tales.

¿En dónde está lo real y la verdad en el discurso de un político?… NPI.

La Altura de Miras implica tener un espíritu abierto, que deja de lado las rencillas y las críticas y que tiene en mente un bien superior. Implica poner por encima de todos los objetivos para dejar a un lado las cosas que nos separan. Implica una apertura de mente, objetividad y asertividad.

¿Cuántos políticos conoce usted con estas características?… Pocos, muy pocos quizá.

En mi generación conocí varias familias y compañeros que habían luchado por la democracia, por el respeto al voto, por la igualdad.

Muchos de ellos eran orgullosamente panistas, de los estados del Norte, de Jalisco y de la Capital.

Nos tocó conocer a “Maquío”, Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, nacido en Culiacán, Sinaloa, en 1934 y quien murió en un accidente automovilístico en 1989.

Hubo otros con una formación política y académica muy sólida, como don Luis H. Álvarez.

Otros, defendieron la UNAM de los intentos estatistas que atentaban contra la “libertad de cátedra”.

Hoy, algunos de estos tradicionales apellidos están en contra de la 4T, desde diversos frentes (jurídico, legislativo, económico) y, lo peor, se han aliado con la gente del PRI… Sus antiguos enemigos.

En los políticos de “izquierda” no son pocos los que tienen muy mala fama. Acostumbran dividirse. Forman “sectas”. Pero están firmemente decididos a subirse al tren de la 4T.

¿Hay Altura de Miras en la 4T? ¿Podrá Morena reaccionar y evolucionar distinto a como lo ha hecho? ¿Podrá construir algo duradero en beneficio de la población? ¿De la nación?… Se ve muy complicado.

Con el caso reciente que amplía el mandato de la Suprema Corte al ministro Arturo Zaldívar, se viola el artículo 97 de la Constitución que establece: “Cada cuatro años, el Pleno elegirá de entre sus miembros al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual no podrá ser reelecto para el período inmediato posterior”.

El abogado constitucionalista, Diego Valdés, lo definió así: “México está al borde de un período de orfandad constitucional”.

Y si a eso le sumamos la oposición de Porfirio Muñoz Ledo, quien ya tiene un pie puesto fuera de Morena, las cosas que vendrán no serán fáciles.

La política mexicana sigue siendo una “rueda de la fortuna”.

Dice mi colega Miguel de la Torre: “La Política Grande, se ha esfumado. Es cosa del pasado. Se volvió historia política”.

Reconozco el tamaño de la oferta política de AMLO: “Vamos a cambiar de régimen”, cosa por demás complicada y llena de adversidades.

Desde la 4T: ¿Se podrán recuperar algunos de los principios esenciales? ¿Se podrán fortalecer los valores ciudadanos?

La Altura de Miras se ve cada vez más difícil. No sólo faltan objetivos claros, se necesitan menos errores, menos invenciones y más certeza.

Estamos viviendo un cambio, es cierto.

¿Lo que hace la 4T es correcto?… Los nuevos ciudadanos lo dirán.

Los prianistas

El tamaño de cambio que propone AMLO tiene un origen nítido.

Revisemos algunas acciones del pasado que siguen vigentes:

El 6 de julio de 1988 llegó a la presidencia Carlos Salinas De Gortari mediante un fraude electoral y solapado por el PAN.

En mayo de 1989, los diputados del PRI y del PAN aprobaron el Plan Nacional de Desarrollo de Carlos Salinas, que establecía la venta de 250 empresas públicas al sector privado, como Telmex, Mexicana de Aviación, Televisión Azteca, Siderúrgica Lázaro Cárdenas, Altos Hornos de México.

El 27 de junio de 1990 legisladores del PRIAN modificaron el artículo 28 constitucional para privatizar el servicio público de banca y crédito. Eliminando el párrafo que reservaba al Estado la prestación del servicio público de banca y crédito.

Salinas entregó 18 bancos propiedad de la nación a sus amigos y socios, que hoy son de los hombres más ricos del mundo.

El 6 de enero de 1992 aprobaron reformas al artículo 27 constitucional para permitir la venta de tierras ejidales y comunales y el abandono a los campesinos.

El 6 de mayo de 1992 modificaron la Ley Minera para concesionar la minería a particulares hasta por 50 años; derogaron el impuesto a la extracción de minerales y privatizaron minas estatales.

Salinas entregó 6 millones 600 mil hectáreas de reservas nacionales a Peñoles, Grupo México y Carso. Hoy las mineras poseen 25 millones 386 mil 611 hectáreas, 13% del territorio nacional.

El 22 de diciembre de 1992, PRI y PAN reformaron una ley para permitir a empresas privadas generar electricidad. Hoy venden a la CFE casi 50% de la luz que consumimos. Las plantas de CFE están paradas o subutilizadas y estas empresas reciben 80 mil millones de pesos del presupuesto.

Y hay más… ¡Muchísimo más!

¿Cuál es la Altura de Miras para entender este proceso de descomposición política?

La salud mental

Una compañera me señaló: “Todo lo que ocurre en el país es por la personalidad de los presidentes y su salud mental”.

Pensé, más que su salud mental habría que pensar en su “salud social”.

¿En qué momento los presidentes piensan y se interesan por la gente? ¿O sólo les importan las elecciones?

Me dijo: “Su ego sólo les permite verse como narciso en el espejo. La sociedad no existe para ellos”.

¿Dónde estamos ahora?

La cueva del delfín

En el aniversario de Don Jesús Reyes Heroles (que dicen “sabía dirigir la nave con buena brújula”)… ¿Cómo se modificó su Reforma Política?… O, ¿habrá que fumarse un habano veracruzano?

¡Vientos huracanados!, si no piden bajar la mirada nos veremos por acá el próximo sábado…

Comentarios, quejas y lamentaciones: Facebook Héctor Castillo Berthier / Email berthier@unam.mx Página de Circo Volador.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− two = two