En Yaxcaba el origen indígena tiene un costo social

A pesar de que los yaxcabeños comparten múltiples espacios sociales, se conciben de manera diferente

Ciudad de México, 19 de agosto de 2016.- Yaxcaba es una localidad ubicada en el estado de Yucatán con importante presencia de población maya. En este lugar la milpa es el principal modo de producción agrícola, sin embargo siempre ha tenido contacto con la economía regional y global, señaló Maya Lorena Pérez, investigadora de la Dirección de Etnología y Antropología Social del INAH.

A pesar de que los pobladores de Yaxcaba comparten múltiples espacios sociales, se conciben de manera diferente. En ciertos ámbitos los yaxcabeños enfatizan la diferencia entre las personas de origen indígena y las de origen español, los ejidatarios y los jornaleros, o entre los originarios y los avecindados, señaló la investigadora durante su participación en el seminario “Cultura y representaciones sociales”, coordinado por Gilberto Giménez y Natividad Gutiérrez Chong, investigadores del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Una de las formas de diferenciación más arraigada entre los habitantes, es la que realizan entre vecinos, como se les llama a las personas de origen español, y los indios masehuales, que es como se les denomina a las personas de origen maya. Dicha diferencia es reconocida principalmente mediante los apellidos y se activa sobre todo en el matrimonio, afirmó la investigadora, ya que cuando se trata de elegir pareja es importante si el origen es indio o español.

Si eres de origen español y te casas con un indio tu grupo no te reconoce, señaló Maya Lorena Pérez, este hecho tiene un costo social e incluso económico, porque se pueden romper las redes de apoyo familiar.

En este proceso se omiten similitudes para naturalizar la diferencia entre culturas, opera como un hecho natural pese a todo lo que comparten, afirmó la investigadora, y enfatizó que los imaginarios se convierten en estereotipos que contribuyen a reproducir las diferencias sociales entre las personas de origen indígena y español a través de los siglos.

La diferencia se emplea para justificar las relaciones de exclusión, sirve para reproducir un orden social asimétrico, por lo que es importante recuperar el derecho de las comunidades dominadas a autodefinirse a sí mismas, aseveró la investigadora.

La próxima sesión del seminario “Cultura y representaciones sociales” se llevará a cabo el 23 de septiembre y contará con la participará Eugenia Iturriaga, académica de la Universidad de Yucatán.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = four