Fragmentada, segregada y polarizada, características de la ciudad neoliberal

Fotografía: Eneas de troya

El miedo se ha convertido en el principal elemento de gestión y articulación en las urbes contemporáneas

Debemos entender las ciudades del siglo XXI como el locus (lugar) de la concentración de capital, población y riqueza, caracterizadas por una urbanización fragmentada, segregada y polarizada. Estas ciudades generan intensas tensiones y conflictos intrínsecos a esta construcción. Asimismo, los cuerpos que habitan estos lugares se debaten entre un estado de convivencia y otro de confrontación permanente, afirmó Lucia Álvarez, investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Miedo en la ciudad

En la denominada ciudad neoliberal, el miedo se ha convertido en el principal elemento de gestión y articulación urbana. Dicho estado de ánimo funciona de dos formas, como administrador de la vida pública para potencializar procesos económicos y/o sociales, y en la experiencia de las prácticas cotidianas de la ciudad, afirmó Fabián Gonzales Luna, profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, y reiteró que, el miedo se constituye como uno de los principales elementos en la toma de decisiones personales.

La violencia se puede pensar como una instrumentalización para conseguir objetivos específicos y no como una finalidad, señaló González Luna, y reconoció dos dimensiones claras de violencia; la subjetiva o directa, en la que se encuentran las vejaciones a las que somos expuestos en nuestro transitar por la ciudad, los robos o los asaltos; y la estructural u objetiva, la violencia que consideramos normal pero que no deja de ser una forma de subordinación.

Ciudad hostil para las mujeres

Las mujeres son uno de los cuerpos que habitan las ciudades que más expuestas están ante la violencia, expresó Ana Falú, profesora emérita de la Universidad Nacional de Córdoba y directora del Instituto de Investigación de la Vivienda y Habitat. Aseguró que se trata de una violencia estructural que viene dada a partir de la construcción de las ciudades modernas bajo la concepción de la neutralidad, que responde a la ideología patriarcal centrada en un sujeto masculino, “las ciudades de la modernidad han sido pensadas y planificadas en esta idea de un sujeto neutro masculino blanco”, sentenció la investigadora.

Añadió que las mujeres están transversalizadas por más cuerpos que, al igual que ellas, son objeto de violencia sistémica y que todos merecen el derecho a la ciudad y la ciudadanía. Gay´s, lesbianas, comunidades afro descendientes, comunidades indígenas y jóvenes son algunos grupos vulnerables en la ciudad neoliberal, afirmó.

Jóvenes y espacio público

“Pensar a los jóvenes y el espacio público en una condición homogénea no existe, el espacio público se vive, se apropia y se representa de forma distinta dependiendo de las condiciones de la cual nos encontramos. Lo mismo ocurre con la condición juvenil, no existe él, la o los jóvenes. Son una construcción que alude a características particulares que definen la condición juvenil”, explicó José Manuel Valenzuela,investigador del Departamento de Estudios Culturales del Colegio de la Frontera Norte, y agregó que, las denominadas tribus urbanas son la forma en que los jóvenes alzan la voz ante la percepción adultocrática autoritaria de lo que es y debe ser un joven.

Las reflexiones en torno a la ciudad neoliberal se dieron en el marco del II Coloquio Internacional Ciudades. Espacios públicos en conflicto. Género, juventudes y ciudadanías, coordinado por Patricia Ramírez Kuri, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. El evento se realizó el 6 y 7 de noviembre de 2018 en el IIS-UNAM.


Fotografías del evento


Videos del evento



Descarga la entrada como PDF


Descarga la entrada como EPUB

Podría también gustarte...

Comenta esta entrada