Treinta por ciento de los niños y jóvenes mexicanos sufren obesidad y sobrepeso

Fotografía: No.Robot –

El contexto socio-territorial determina la calidad de la alimentación de niños y jóvenes


Salud mental y alimentación

Del presupuesto de salud otorgado a los hospitales, solamente un pequeño porcentaje se dirige a la atención de la salud mental, por lo que es complicado que se le pueda brindar la ayuda adecuada a las personas con algún problema de esta índole, como los relacionados con trastornos alimenticios, explicó Armando Barriguete Meléndez, director de la Clínica Ángeles de Trastornos de la Conducta Alimentaria.

La salud mental es importante debido a que es la principal razón para que existan problemas alimenticios como la anorexia o la bulimia, en estos padecimientos, las mujeres presentan mayor riesgo en frecuencia del 3 por 1, en comparación de los hombres, afirmó Barriguete, quien se especializa en adolescentes que sufren dichas enfermedades, y conoce de manera directa cómo estos padecimientos afectan en su desarrollo como personas tienen implicaciones a futuro, con respecto a su entorno social.

Obesidad en la población

El índice de sobrepeso y obesidad en niños y jóvenes de 12 a 19 años del año 2012 al 2018, muestra un elevado nivel de obesidad y sobrepeso mayor al 30% en todos los años, una cifra que es alarmante para la población, sin embargo, se debe ver que estas edades no son las únicas que se encuentran en estos niveles, pues el porcentaje de adultos de 20 años en adelante es del 75.2%, lo cual lleva a problemas letales para la salud, explicó Gustavo Pacheco López, Director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana, Lerma.

Por su parte Julie Le Gall, directora del proyecto ACTAAL, hizo énfasis en la diferente alimentación que tienen las personas de acuerdo al entorno en donde se encuentran, así como al contexto socio-territorial. Las características del entorno pueden hacer la diferencia entre una comida ideal contra otra regular, reiteró.

Políticas francesas

A diferencia de México, en Francia existen programas para el mejoramiento de las comidas escolares que buscan una nutrición infantil más sostenible, como el Programa Nacional Nutrición y Salud, que recomienda el diseño de menús y comidas, con base en las reglas de frecuencia para la presentación de los alimentos. Asimismo, en este país europeo existen leyes que regulan el tipo de alimentos que se le dan a los niños en las escuelas, señaló Olivier Lepiller, investigadora de la Unidad de Investigación Conjunta de Mercados, Organizaciones, Instituciones y Actores Estratégicos (UMR-MOISA por sus siglas en francés).

Es importante ver cómo influye el entorno para las personas, desde las formas de ser y relacionarse con otros, hasta los alimentos que consumen, coincidieron los especialistas convocados en torno a la jornada científica Adolescentes, alimentación y cambios globales, coordinada por Laura Elena Martínez Salvador y Delphine Prunier, investigadoras del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como por Julie Le Gall. La jornada se llevó a cabo el 28 de enero en el Auditorio del IIS-UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento

Descarga la entrada como PDF

Descarga la entrada como EPUB

Podría también gustarte...

1 Respuesta

  1. Que interesante post Michelle. Clave prestar atención. ¡Saludos desde Guatemala!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ fifty = fifty one