La ciudad otorga sentido a nuestras existencias

En las comunidades marginales y en la lateralidad, surge la innovación y la creatividad: Margarita Camarena

 

Por Edit Mendoza Pérez.

Ciudad de México, 23 de junio de 2016.- Existen diferentes tipos de creatividad y, asimismo, de experiencias creativas, éstas son colectivas y comienzan con un ¡Ah!, siguen con un ¡Aja! y terminan con un ¡Já, já, já!, es decir, arte, descubrimiento y humorismo, señaló Margarita Camarena, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, durante su participación en el ciclo de conferencias “Temas actuales de la sociedad mexicana.

Es en las comunidades marginales y en la lateralidad, donde surge la innovación y la creatividad, todos nacemos creativos, aseguró la investigadora, pero con el paso del tiempo nuestro pensamiento se vuelve vertical. La creatividad se destruye y se transforma, por ello, debemos identificar nuestras capacidades y trabajar en ellas, se trata de recobrar esa aptitud que siempre se puede mejorar.

Experiencia es una palabra que proviene del latín ex, que significa desde y reriri, que significa observar. Lo interesante de las experiencias es aprehender de todo, y para que una experiencia sea creativa tiene que ser detonadora de procesos macroestructurales que se den en una sedimentación única del pasado local.

Margarita Camarena afirmó que las experiencias creativas de la ciudad deben estar en boca de todos y, en este caso, expresarse en todas las visiones de la Ciudad de México. Además, fungen como un termómetro, avisan a las autoridades de los aciertos y equivocaciones, y su verosimilitud tiene que ser verificada con testigos. La ciudad es un laboratorio en el que se experimenta cómo otorgarle sentido a nuestras existencias en momentos tensos, afirmó la académica.

Tanto las experiencias como la ciudad cambian rápidamente y para transformar la cotidianidad de la ciudad en creatividad conviene desarrollar cinco aspectos fundamentales; la reconfiguración productiva y urbana; las tecnologías; su comunicación audiovisual; la gestión participativa; y los diseños artísticos, concluyó la investigadora.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

56 − fifty five =