Las Paredes Gritan:
¿Cómo…
Se Oculta…
La Riqueza?…

Los Pandora Papers

Me decía un viejo amigo en La Merced: “Puedes esconder muchas cosas en la vida. Pero ni una mujer, ni un caballo, ni el dinero se pueden esconder”.

La exhibición pública de negocios oscuros (con ganancias no legítimas), con actos corruptos (que se disfrazan como normales) se volvieron una moda en el periodismo de investigación actual.

Apareció un nuevo caso.

Los Papeles de Pandora (Pandora Papers) que es un proyecto muy similar a los Papeles de Panamá (Panamá Papers, 2016), que se realizó por un enorme grupo de periodistas internacionales.

“La investigación fue realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) e involucró a unos 600 periodistas de decenas de medios, incluidos The Washington Post, la BBC, el País y The Guardian. Se basa en la filtración de unos 11.9 millones de documentos de 14 empresas de servicios financieros de todo el mundo”, (Reforma, 04/X/2021).

¿Qué nos dicen?… Lo mismo que siempre hemos sabido.

Existen muchos líderes mundiales. Muchos multimillonarios. Líderes religiosos. Políticos poderosos. Y narcotraficantes que han ocultado su dinero con inversiones enormes en los llamados “Paraísos Fiscales”.

¿Cómo los ocultan?: Con la compra de costosas propiedades en las playas más exclusivas. Con aviones. Con yates. Con casas y mansiones. Con industrias… Todo eso avalado por despachos contables, oficinas de abogados y gobiernos que los transforman en un inmenso mar de impunidad.

Se trata de una investigación periodística que abarcó los últimos 25 años e implicó la revisión de cerca de 12 millones de archivos a partir de 14 firmas distintas que hay en todo el mundo.

Hay que aclarar: su trabajo refleja los acuerdos de las “élites”.

Permite ver un lado oscuro de los corruptos que han utilizado sus cuentas en el extranjero para proteger sus activos. Que valen varios cientos de billones de dólares… O sea, es un fregadal de dinero.

Se trata de una filtración inmensa con este tipo de información.

Organizar este trabajo de información es una tarea enorme.

Se revisaron miles de documentos. Correos electrónicos. Nombres de los accionistas. Pasaportes. Registros de viaje y muchos datos más. Fue un trabajo que duró dos años y nos da una clara imagen del mundo actual.

Es obvio, aparece gente de muchos países. Es obvio que sirve como testimonio para perseguirlos. Es natural, se usa como un mecanismo de comprobación de la podredumbre normal de los políticos.

Pero con eso: ¿Se modifica la realidad?

Según el periódico El País: “Hay unas 27 mil compañías señaladas y casi 30 mil beneficiarios. Y, Argentina es el país de Latinoamérica con más beneficiarios finales”, (Ibid).

¿Qué sucede con los demás?… Nunca se sabrá.

En esa lista hay más de tres mil mexicanos.

Entre ellos aparece la información de veinticinco que movieron mil 270 millones de dólares: ¿Dónde están? ¿Quiénes son?

Todos utilizaron estructuras financieras creadas para esconder su riqueza en paraísos fiscales, bajo ciertas “normas” (o capas) de confidencialidad, con la promesa de pagar menos impuestos que en su lugar de origen.

No es un delito tener inversiones en los paraísos fiscales.

Existen muchos motivos para hacerlo. Pero esto es válido sólo después de haber pagado sus impuestos locales… ¿Y los pagaron?

El problema surge cuando ellos abren sus cuentas (o conforman sociedades) para ocultar ingresos mal habidos.

En el fondo, el problema es de los que no pagan sus impuestos.

Se trata de un esquema mundial, muy frecuente.

Los países que los reciben les dan un trato fiscal benigno. Es obvio que nadie quiere pagar más impuestos de los que su ley les exige.

Y es claro, muy seguramente, que en estos casos habrá fraudes. Habrá pésimos manejos. Pero eso sólo podrá demostrarse después de una larga y profunda investigación.

El verdadero asunto es que, actualmente, estas noticias sólo sirven para desacreditar a los gobiernos. Para ponerle trampas a sus políticos. O para denunciar que la corrupción sigue rampante en sus países.

¿Cómo va México contra la corrupción?… NPI.

Escondiendo la riqueza

Todos los políticos y empresarios reconocen un tipo de manejos turbios e ilegales.

¿Usted tiene una riqueza digna de esconder? ¿Requiere pagar menos impuestos por sus bienes? ¿Prefiere dañar los impuestos de su país de origen para dañar el Producto Interno Bruto?… ¡Bienvenido!

Si es así lo felicito. Pero deberá ocuparse de todo lo demás… O sea, de las noticias donde aparezca su nombre.

Veámoslo así: Si eres un hombre afortunado y la suerte te sonríe. Si tus padres y abuelos fueron buenos ciudadanos. Si obtuviste una carrera. Si te enamoraste de un ser magnífico. Si tus hijos viven en paz… ¿Para qué buscas problemas?

¿Más conflictos? ¿A quién le sirven?

Es cierto, con estos reportes se analizan las “nuevas fugas de capital”… Pero eso ya existe desde siempre.

Estas noticias se utilizan para golpear a los políticos en turno. No importa quienes sean. A todos les toca. Y todos aparecerán con gente muy cercana.

Las filtraciones noticiosas son reales… pero son fantasiosas.

Por ejemplo: el Rey Abdalá II de Jordania sacó 106 mdd. El presidente chileno, Sebastián Piñera, 138 mdd para apoyar a una minera.

Ecuador, Azerbaiyán, Kenia, Pakistán, Rusia están presentes… Y varios más.

Pregunto: ¿Cómo utilizar mejor estos famosos “Papers”?

¿Salinistas o cardenistas?

Se puede odiar a AMLO… pero él tiene una propuesta diferente.

La “nueva política” está en sus palabras.

Con la Reforma Eléctrica (“Contrarreforma” la llaman sus opositores), pregunto: ¿Beneficia o entorpece al gobierno actual?

¿Nos beneficia?… ¿O nos perjudica?

Eso lo vivimos actualmente… Nadie sabe para quién se baña.

A AMLO sólo le importa si somos liberales o conservadores.

¿Para qué demonios?

La cueva del delfín

Entre esos papers hay uno muy crucial: “El papel de Gobernar”… AMLO a veces lo hace bien… A veces se sale de las cabras… ¿Es un buen gobernante o no?… Eso lo decidirán nuestros hijos y nietos.

¡Vientos huracanados! si no me ponen a reactivar el valemadrismo nos veremos por acá el próximo sábado…

Comentarios, quejas y lamentaciones: Facebook Héctor Castillo Berthier / Email berthier@unam.mx Página de Circo Volador.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− one = 3