El plagio muestra la ausencia de una perspectiva ética en la investigación científica

Fotografía: Wikimedia Commons

Al descubrirse un plagio en una revista académica, se suele castigar únicamente a los más vulnerables


Dentro del ámbito de la producción y divulgación del conocimiento científico, nuestro país presenta carencias en materia de pensamiento crítico por parte de algunos autores. Esto se manifiesta con la presencia del plagio, una práctica cada vez más común que se ha vuelto incluso indetectable debido al uso de herramientas de inteligencia artificial, señaló Xiconténcatl Martínez Ruiz, académico de la Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad León de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y enfatizó la importancia de que las editoriales e instituciones encaminen sus acciones a prevenir este problema.

En la actualidad la originalidad es complicada de entender, pero también de aplicar ya que, a pesar de que es común buscar la innovación de la ciencia, el medio académico es conservador, por tanto, se resiste a cambios trascendentes en métodos, temas o materiales. Se trata de una contradicción estructural donde se recompensa el conformismo y muchas veces se sanciona la innovación, declaró Héctor Vera, Investigador del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM.

Impunidad frente al plagio académico

En distintas revistas de divulgación científica reconocidas se suelen presentar casos en los que, al descubrirse un caso de plagio, siempre se deja el castigo a los más vulnerables, a los menos reconocidos, y se deja impune a aquellos que ya tienen poder y renombre, señaló Vera.

Un ejemplo cercano es el ocurrido en 2010, en el número 106 de la Revista de Relaciones Internacionales de la UNAM, donde se publicó un artículo de un reconocido académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM que, cuatro números después fue retirado al descubrirse que seis páginas completas de aquel escrito eran traducciones fieles de un artículo de la investigadora francesa, Anouche Beaudouin. No obstante, posterior a ello el académico que cometió el plagio fue dictaminador en dos comisiones distintas del Sistema Nacional de Investigadores, señaló Vera.

Ética en investigación

Es necesario buscar que las prácticas de las instituciones académicas, empresas y cualquier otro organismo dedicado a la construcción de conocimiento, se rijan por una perspectiva ética. En la producción científica se requiere una cultura de sujetos éticos que se abran a la autorreflexión, no solo individual, sino también colectiva, expresó Judit Bokser Misses-Liwerant, académica de la FCPyS-UNAM.

La búsqueda de este cambio es un reto no solo nacional, sino también global, y se vuelve aún más complejo y amplio con las transformaciones que están aconteciendo en la producción científica, señaló la académica, y agregó que, es importante intentar detener este problema ya que impacta en la formación y el ejemplo sobre las siguientes generaciones.

A pesar de que es complicado cambiar la estructura funcional actual, tanto para evitar los abusos de poder como para poder sobresalir con innovaciones, vale la pena intentar detener el plagio, concluyó Vera.

Estas reflexiones se llevaron a cabo el pasado 31 de mayo de 2023, durante la primera mesa del ciclo de mesas redondas organizado por la Revista Mexicana de Sociología.


Imágenes del evento


Video del evento

+ posts

Estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y colaboradora del Departamento de Difusión del IIS-UNAM

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

76 + = eighty four