Cultura: una dimensión analítica de nuestras práctica sociales


 

* Los análisis desde las ciencias sociales debe concebir a la cultura como proceso, y no como producto terminado.

 

Ciudad de México, 19 de febrero de 2016.- Las escuelas de investigación británica y de Frankfurt fuero protagonistas durante los años 70 y 80 del llamado giro cultural dentro de las ciencias sociales. Dichas escuelas, a pesar de sus diferentes planteamientos, coincidieron en señalar que la cultura está arraigada a la sociedad, señaló Natividad Gutiérrez Chong, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (IIS-UNAM).
Sin embargo, la configuración de la identidad nacional no ha sido estudiada por estas escuelas, a pesar de que es un proceso de cultura de masas porque abarca a grandes sectores de la sociedad, afirmó la investigadora durante su participación en la primera sesión del seminario “Cultura y representaciones sociales”, el cual coordina junto con Gilberto Giménez, investigador del IIS-UNAM.

Gutiérrez Chong aseveró que el Estado desempeña un papel protagónico en este proceso, ya que mediante la educación cívica, los mitos, las hazañas nacionales, y la apropiación de un pasado étnico, construye una cultura nacional homogénea que deja fuera a los grupos subalternos.
Para hacer frente a esta imposición cultural, en los últimos años se ha llevado a cabo un proceso de multiculturalismo constitucional, en el que se ha reconocido la diversidad y los derechos de los pueblos indígenas, señaló la académica.

Es necesario centrar esfuerzos para teorizar y estudiar estas culturas en resistencia, falta acuñar un concepto y un sistema explicativo para estudiar a estos grupos que resisten, y señaló como una alternativa el enfoque “interseccional”, en el que se analiza la relación entre variables de discriminación como el género, la edad, la etnia y la posición social.

Por su parte, Gilberto Giménez afirmó que la cultura adquiere todo su sentido cuando se le relaciona con la identidad, ya que en el desarrollo de su identidad, la gente echa mano de los recursos culturales que tiene a su disposición. “Nuestra identidad es el conjunto de nuestras pertenencias, que son móviles”, afirmó el investigador.
A partir de una revisión del desarrollo histórico del concepto de cultura dentro de las ciencias sociales, Gilberto Giménez afirmó que no existe algo a prioridad que se llame cultura, es el resultado de una construcción por parte del investigador. La cultura es una dimensión analítica de nuestras prácticas sociales, lo importante es que para cada investigación se límite el concepto y su uso sea consecuente, señaló el académico.

Asimismo, Gilberto Giménez señaló que para el análisis de la cultura, se deben distinguir sus dos formas, la objetivada o cultura pública, donde se encuentran los bienes y artefactos culturales, y la interiorizada o cultura dentro de las personas, que se refiere a los esquemas de pensamiento y las mentalidades.
Por otra parte, el investigador hizo énfasis en que el aspecto intercultural es constitutivo de lo cultural, ya que el contacto entre culturas ha estado presente desde el momento en que han existido encuentros humanos. Y afirmó que la interculturalidad acerca, pero también polariza a las culturas en contacto, ya que existe una profunda desigualdad social que también se expresa en el ámbito de la cultura.

El seminario permanente Cultura y representaciones sociales, tiene como temática para su edición 2016 “La teoría y el análisis de la cultura hoy”, y sus sesiones se llevan a cabo el penúltimo viernes de cada mes, a las 10:30 horas en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× 5 = fifty