Generar conocimiento para revertir el cambio climático constituye el mayor desafío de nuestro tiempo

Fotografía: Fronteras Desk

En Chihuahua, la explotación de la naturaleza y los conflictos interétnicos ponen en crisis el ambiente


Actualmente se observan transformaciones en las relaciones y la simbiosis de los diferentes sistemas socio-ecológicos de Chihuahua, México. Las grandes inversiones en infraestructura, proyectos turísticos y desarrollo de minería han impulsado el acaparamiento de recursos naturales y el extractivismo en las zonas indígenas del país, afirmó Alejandro Fujigaki, becario posdoctoral del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Los proyectos de desarrollo impulsan un cambio en la imagen de las zonas territoriales del norte de México, por lo que se experimentan disputas y se cometen injusticias sociales. A la par de una alta diversidad biológica, política y cultural, las poblaciones rurales presentan altos índices de rezago social, afirmó el académico.

Fricciones en el modo de existencia rarámuri

En Chihuahua se presentan embates entre diferentes concepciones culturales, como en el caso del crimen organizado, cuyo principal factor de expansión implica el imperativo de que los pueblos indígenas dejen de ser lo que han sido antes. Por tanto, converge una historia de explotaciones naturales y conflictos interétnicos que modifican las relaciones de los humanos con su entorno, señaló Fujigaki.

El pueblo rarámuri experimenta fricciones en su modo de existencia debido a la transformación de su mundo social y natural, expresó el investigador, y agregó que, este pueblo experimenta una conjunción de perspectivas y acciones divergentes muchas veces incompartibles en términos ontológicos, epistemológicos y políticos que están en constante interacción.

Guerras conceptuales

En el mundo contemporáneo distintos modos de existencia cohabitan y se vinculan de manera especifica entre sí a escalas diversas. Esos modos de existencia disímiles entran en fricciones, conflictos y acuerdos, expresó Alejandro Fujigaki.

Frente a la crisis climática, varios investigadores apelan a la búsqueda de conceptos y prácticas de relación con el entorno que se alejen de las tradicionales y hegemónicas. No obstante, cuando las alternativas de colectivos concretos se presentan, en ocasiones, sobrevienen silencios incómodos y dudas en algunas audiencias, afirmó el investigador.

Los temas ambientales, también están inmersos en guerras conceptuales, ya que buscar otras formas de relación con nuestros entornos, otras vías políticas y de conocimiento, implica colocar nuestras propias categorías y nuestra forma de concebir el mundo en duda, expresó Fujigaki.

Las reflexioens de Alejandro Fujigaki se realizaron el 3 de marzo de 2020 en el marco del seminario permanente Ecología Política y Estudios Socioambientales, coordinado por Elena Lazos Chavero, investigadora del IIS-UNAM, Leticia Durand, investigadora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM, Fernanda Figueroa, académica de la Facultad de Ciencias de la UNAM y Patricia Ávila, investigadora del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento

Descarga la entrada como PDF

Descarga la entrada como EPUB

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seventy eight − seventy two =