Los números, evidencia de la diversidad religiosa en México

 

* Cristina Gutiérrez señaló algunas de las implicaciones de la utilización de métodos cuantitativos en la investigación del fenómenos religioso

 

Ciudad de México, 4 de marzo de 2016.- Como parte de las actividades del Laboratorio de observación del Fenómeno Religioso en la sociedad contemporánea, coordinado por Hugo José Suárez, Fernando González, y Karina Bárcenas, investigadores del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, junto con Cecilia Delgado, investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, se llevó a cabo la conferencia “Contar la religión: métodos cualitativos”, impartida por la Cristina Gutiérrez, académica de la Universidad de Guadalajara.

Cristina Gutiérrez advirtió que existen dos posiciones extremistas acerca de los métodos cuantitativos: una que rechaza totalmente la medición de los fenómenos sociales a través de los números, y la segunda que ve en ellos la única manera de visibilizarlos. Sin embargo, su uso en la investigación social debe atender a un equilibrio donde sus resultados se comparen con otros métodos, tanto cuantitativos como cualitativos.

Como ejemplo, expuso los resultados sobre afiliación religiosa del censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, y los comparó con el boletín de bautismos emitido por la Iglesia católica en México. La disparidad en las cifras evidenció que ambos métodos cuantitativos miden cosas distintas: en el primero, el número de personas que se autoafirman católicas, y en el segundo, el número de personas que han recibido el primer sacramento.
Por esta razón, criticó el diseño de los instrumentos de medición, que en muchos casos se componen de escalas o preguntas que obtienen resultados ambiguos o respuestas muy abiertas. Señaló el caso de la escala de Likert, que de no ser utilizada correctamente, no ofrece una diferencia significativa entre las posiciones que el encuestado puede asumir, sesgando el resultado obtenido.

Para concluir, mostró los resultados de una investigación sobre diversidad religiosa en México, donde a partir del diseño de métodos más adecuados, es posible apreciar el número y la distribución de los distintos grupos religiosos en México. Sobre ello afirmó que, a pesar del conocimiento previo de un mercado de creencias mayor en las últimas décadas, los números obtenidos sirven como evidencia de la diversidad de los grupos religiosos en el país.

Expuso que sus resultados son distintos de los obtenidos por el INEGI, debido a que en el diseño del cuestionario para el censo de población la pregunta sobre preferencia religiosa estaba sesgada para dar como respuesta predeterminada la católica. Para lograr cifras que se acerquen más a la realidad del fenómeno religioso, es necesario que se modifiquen los métodos por los cuales se cuantifica, expresó la investigadora.

Podría también gustarte...

Comenta esta entrada