Infraestructura binacional: clave para agilizar los flujos comerciales

 

* La instrumentación de un proyecto de infraestructura binacional requiere la construcción de acuerdos entre ambos lados de la frontera

 

Ciudad de México, 8 de marzo de 2016.- La frontera es un acuerdo entre dos países, en el caso de México y Estados Unidos su frontera tiene una extensión de más de 3000 km y está formada por 10 estados, que integrados representan la cuarta economía del mundo, afirmó Arturo de las Fuentes, Académico de la Facultad de Estudios Superiores de Acatlán de la UNAM.

Como parte de la conferencia “Infraestructura binacional: planeación e instrumentación de Proyectos Binacionales”, impartida por el doctor de las Fuentes y moderada por Manuel Perló, Director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, el académico puntualizó que la instrumentación de un proyecto de infraestructura binacional requiere la construcción de acuerdos entre ambos lados de la frontera, proceso complejo que puede durar 15 años.

En la implementación de este tipo de proyectos, la teoría de la cooperación, la teoría de juegos y teoría de resolución de conflictos, son herramientas útiles para conciliar los intereses de los actores sociales implicados, afirmó el académico y presentó su experiencia en el desarrollo del proyecto ferroviario binacional en Matamoros Tamaulipas y Brownsville Texas.

El investigador hizo hincapié en el papel de la infraestructura binacional para el desarrollo de las zonas fronterizas, ya que permiten que se agilicen los intercambios comerciales entre los dos países. En este sentido, es necesario disminuir los tiempos de implementación de los proyectos de infraestructura para poder competir con el crecimiento del comercio, afirmó de las Fuentes.

Por su parte, Mónica Gambrill, investigadora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, comentó que en la experiencia expuesta por Arturo de Las Fuentes se demuestra la validez de la teoría debido al éxito que logró el desarrollo de su proyecto. Y señaló que la noción de infraestructura binacional debe ir más allá de los espacios fronterizos para tomar en cuenta los recintos estratégicos que requieren cooperación binacional y vigilancia aduanal.

Por otro lado, Reyes Juárez del Ángel, presidente de la Empresa de Consultoría Felipe Ochoa y Asociados, señaló que es necesario sistematizar un proyecto binacional para que los actores conozcan como es el proceso en ambos lados de la frontera. Y aseveró que en los próximos años se observará el regreso a Estados Unidos de las inversiones de Asia, lo que requerirá acelerar el proceso de instrumentación de proyectos binacionales de infraestructura.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− one = one