El éxito de los migrantes en Estados Unidos se debe al apoyo que se brindan entre ellos

* Los migrantes mexicanos están reemplazando a los farmers norteamericanos que se jubilan

Ciudad de México, 23 de febrero de 2017.- Existen migrantes de origen mexicano en Estados Unidos que son muy exitosos en la agricultura, por ejemplo, quienes en la zona de Michigan se especializan en el cultivo del blue berry. Estos casos de éxito se han estudiado desde la investigación integrada que incluye la demografía social y el estudio etnográfico, explicó María Josefa Santos Corral, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS-UNAM), durante el Seminario Permanente de Investigación sobre Migración México-Canadá-Estados Unidos, cuya sesión fue coordinada por Sara María Lara, investigadora del IIS-UNAM.

Los mexicanos de la primera generación, que se integró al sistema agrícola norteamericano, llegaron sin experiencia, no tenían conocimiento de las variedades de cultivo, tenían poca escolaridad y no tenían referencias técnicas ni habilidades empresariales, sin embargo, encontraron el apoyo de su comunidad étnica para establecerse en pequeñas zonas rurales. Actualmente los granjeros o “farmers” tienen disponibles cursos y asesorías impartidos por organizaciones e instituciones educativas, afirmó la investigadora.

Mediante su estudio, Santos Corral documentó que la mayoría de los migrantes que se dedican a la agricultura del blue berry nacieron en Michoacán, actualmente tienen entre 20 y 25 años viviendo en Estados Unidos, tienen una edad promedio de 50 a 60 años y consiguieron su primera finca entre los años 2000 y 2015.

La investigadora resaltó que los agricultores que compran tierras o bienes en Estados Unidos ya no se reconocen como migrantes a pesar de la situación legal en la que se encuentran en ese momento, sin embargo, desde la llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos surgen nuevas incógnitas acerca de la mano de obra para la recolección, el futuro de los negocios que frecuentaban los migrantes y la competencia entre los productores, señaló la investigadora.

A partir del estudio a fondo de la transformación de la producción agrícola, puntualizó la académica, es evidente que los mexicanos están ocupando el lugar de aquellos granjeros norteamericanos que se retiran, aunque las nuevas generaciones de migrantes ya que no quieren continuar el trabajo, debido a que han aumentado su escolaridad.

De los migrantes podemos resaltar su éxito en otro país y su capacidad para adaptarse, comentó Hubert Carton de Grammont, investigador del IIS-UNAM, y reiteró que resulta interesante explicar la transición laboral de la ciudad a las zonas rurales, que pudo haber ocurrido por iniciativa de los migrantes o por las condiciones sociales e históricas que lo permitieron.


Fotografías del evento


Fotografía de portada: Antoinette van de Rieth

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × = two