El árbol que da moras

Para Elba Esther Gordillo no era inadecuado financiar sus lujos personales con dinero del sindicato de maestros. Los bolsos costosos, los cuadros valiosísimos, las casas y los departamentos, han sido parte de una manera de ser que no toma en cuenta, o no le importa, el agravio que significa para muchos mexicanos. Dentro de su moral, ese comportamiento ha sido apropiado. La “maestra” ha tenido justificaciones para hacer y exhibir esos gastos. En su catálogo de valores y creencias los desplantes financieros son tan permisibles como el autoritarismo político con el que condujo al sindicato.

Fuente: Crónica Jalisco

Fecha de publicación: 08 agosto 2018

Mención: Raúl Trejo Delarbre

Disponible en: http://www.cronicajalisco.com/notas/2018/88078.html

Descarga la Nota: https://www.iis.unam.mx/blog/wp-content/uploads/2018/08/34_Jalisco.pdf 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + four =