Los problemas de la megalópolis no se pueden enfrentar sin la participación de sus habitantes

Fotografía: Wikimedia Commons

Las propuestas de planeación urbana requieren una relación más horizontal entre autoridades y ciudadanía


Los efectos de la pandemia, que tuvieron repercusiones en la salud de la ciudadanía, también impactaron en la organización de las ciudades y de quienes las habitan. La crisis sanitaria puso de manifiesto la necesidad de generar nuevas propuestas y mayor atención a las necesidades de la ciudad, afirmó Mario Ramírez Chávez, doctor en ciencia política

Nuevos escenarios urbanos

Ante los mitos que giran en torno al desarrollo urbano, se necesita modelar escenarios prospectivos para la conformación de políticas públicas que atiendan de manera eficiente las necesidades urbanas. Asimismo se requiere construir una narrativa creativa sobre la ciudad que nos ayude a comprender la complejidad del fenómeno urbano, “las ciudades son como los dinosaurios, son tan enormes y tan grandes que pensamos que no pueden colapsar”, sin embargo estos desaparecieron ante un gran impacto, señaló Ramírez Chávez.

La megalópolis contemporánea se caracteriza por el desorden y la depredación de los recursos, por lo que es necesaria una proyección más amigable que abogue por el derecho a la ciudad y tome en cuenta los planes de reordenamiento territorial, explicó el académico, y agregó que, las propuestas de planeación urbana y visión hacia el futuro requieren una relación más horizontal entre quienes administran las ciudades, sus espacios y quienes verdaderamente las habitan.

El sujeto geopolítico y la yuxtaposición del espacio

Los fenómenos geopolíticos involucran relaciones con el espacio así como disputas por el poder. En el caso de los movimientos sociales es notoria la fragmentación de los grupos, al igual que la contraposición de visiones sobre el uso del espacio, fenómeno ligado a la mercantilización del mismo.

El sujeto se coloca como geopolítico cuando reconoce que el espacio nunca es dominado por completo y que este también es productor del mismo, dando paso a la resistencia, afirmó Julio César Hernández Medina, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Los movimientos sociales además de formar parte de una lucha antagónica de grupos en busca de la justicia social, dan posibilidad para la conformación de un discurso crítico y generan nuevas miradas para enfrentar los desafíos urbanos.

Estas reflexiones tuvieron lugar el 22 de febrero de 2023 en el Seminario permanente “Movimientos Sociales. Sociedad, Política y Mercados en la Era Global”, coordinado por Francisco Javier Aguilar García, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y moderado por Andrea Samaniego Sánchez, académica de la FCPyS-UNAM.


Imágenes del evento


Video del evento

+ posts

Prestadora de servicio social en el Departamento de Difusión del IIS-UNAM

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixty ÷ = six