Postal de un mundo infectado: coronavirus para ricos, coronavirus para pobres

Son las 12:00 de la tarde de un lunes y Toño, sentado en una de las pocas aceras que hay en su pueblo, mira la vida pasar. No lleva la mascarilla puesta y se ríe del destino. Dice que ambos los lleva en el bolsillo. Él mide más de 1.80 metros y tiene la piel curtida por el sol. A sus 60 años, aún le queda un par de dientes y dice, mirando fijamente a los ojos, que las bolsas de plástico que le cubren los pies –hinchados, tal vez por alguna enfermedad o por el alcohol– son porque alguien le “lanzó una maldición”. Uno de sus vecinos cuenta que en su juventud él era capaz de levantar y cargar rocas inmensas para construir muchas de las casitas de su pueblo, uno que se pierde entre las verdes montañas de coníferas que revisten la capital mexicana. Él no teme a la pandemia: le basta con el aire tan puro que respira –asegura– para seguir fuerte y sano.


Fuente: El Confidencial
Fecha de publicación: 16 de Noviembre 2020
Mención: Ruíz Coronel Ali

Disponible en
https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-11-16/mexico-coronavirus-mascarillas_2806564/
Descargar en:
https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-11-16/mexico-coronavirus-mascarillas_2806564/

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− five = two