Luchas indígenas en América Latina, entre las agrupaciones políticas y la autogestión tecnológica

Fotografía: Hugo Ortiz Ron / Asamblea Nacional del Ecuador

El Movimiento Indígena Ecuatoriano y los medios de comunicación comunitarios oaxaqueños son dos modalidades de acción de los pueblos originarios latinoamericanos


Movimiento indígena en Ecuador

Ecuador, como la mayoría de países de América Latina, es un Estado intercultural, plurinacional y laico. En esta nación surgió el Movimiento Indígena Ecuatoriano, el cual definió un proyecto político a partir del concepto de Estado plurinacional, afirmó Sofía Lanchimba Velástegui, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Este movimiento es considerado como una de las fuerzas sociales más importantes de América Latina, reconocido por la fuerza que tiene específicamente en su capacidad de movilización y organización. Es el único movimiento social indígena en América Latina que ha logrado tener una organización de carácter nacional, denominada Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), expresó la académica.

La meta del CONAIE no es la simple toma del poder o gobierno, si no la transformación de la naturaleza del actual poder del Estado uninacional hegemónico, excluyente, antidemocrático y represivo. En este sentido, señaló Lanchimba Velástigui, el movimiento busca la construcción de lo que sus integrantes denominan la Nueva Sociedad Humanista Plurinacional.

Para lograrlo, el movimiento lucha contra el sistema económico, político e ideológico capitalista hegemónico, represivo y esclavizante, tanto nacional como internacional, que impide la autodeterminación y la independencia económica y política de los pueblos nacionales indígenas, y de los demás sectores sociales del Ecuador, expresó la investigadora.

Redes comunitarias en Oaxaca

Frente al actual contexto en el que los proceso de comunicación son dominados por el mercado capitalista, existen comunidades donde se gestionan sus propias emisoras de radio, denominadas radios comunitarias. En estas experiencias lo más importante no es tanto el producto final, si no todo el proceso para generar ese producto, expresó Carlos Francisco Baca Feldman, académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

En el estado de Oaxaca existen muchas redes comunitarias ya que el trabajo colectivo es sumamente importante, en la mayoría de comunidades oaxaqueñas todo se hace en beneficio de la comunidad, afirmó el investigador, y ejemplificó el caso de los servicios de telecomunicaciones comunitarios, que se articularon a partir de la combinación de dos grandes perspectivas de vida, las comunidades indígenas y las comunidades de hackers.

Las redes de telefonía celular comunitaria en Oaxaca es un proyecto que surgió en el 2013, basado en una red local totalmente operada y administrada por la comunidad, con el asesoramiento de una asociación cooperativa a la que pertenecen las comunidades. A nivel tecnológico, se busca que la tecnología sea de bajo costo y que la gente pueda utilizarla fácilmente, afirmó Baca Feldman.

Su base económica consiste en la configuración de un modelo de negocio en el que cada fragmento de la red debe tener los suficientes recursos para su sostenibilidad, al ser un modelo social y no comercial, no se busca obtener ganancias pero si su sostenibilidad, refirió el académico, y reiteró que, actualmente ya son más de 60 comunidades de entre 200 y 2500 habitantes conectadas en 14 redes comunitarias sin participación del gobierno, lo que ha logrado bajar ciertos costos y ha orillado a que las grandes empresas sean más competitivas.

Estas reflexiones se realizaron en el Seminario Movimientos Sociales. Sociedad, Política y Mercados en la Era Global, coordinado por Javier Aguilar García, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM. El evento se llevó a cabo el 27 de febrero de 2019 en las instalaciones del IIS-UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento


Descarga la entrada como PDF

Descarga la entrada como EPUB


Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ninety six ÷ = 12