Ganar el debate no necesariamente genera un cambio en las preferencias electorales

Primer debate presidencial, celebrado el 22 de abril en el Palacio de Minería. Fotografía: INE

Las elecciones se desarrollan en un contexto en el que las autoridades son percibidas como incompetentes

El debate presidencial del domingo 22 de abril de 2018 fue un momento televisivo importante para los electores, era la ocasión para que los candidatos se mostraran frente a las cámaras, dieran sus argumentos y propuestas frente a sus posibles votantes.

Para Fernando Castaños, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (IIS-UNAM), el candidato que logró una mejor construcción de su imagen fue Ricardo Anaya, de la coalición por el México al Frente, por otra parte, Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, dejo de tener el control del ciclo de noticias. Sin embargo, debido que López Obrador posee un núcleo duro de votantes, es probable que su desempeño no modifique significativamente las tendencias en las preferencias electorales, afirmó Castaños.

Fue un debate muy interesante ya que generó niveles elevados de audiencia. El hecho de ganar el debate no necesariamente quiere decir que cambien las preferencias electorales, López Obrador no se movió demasiado y tampoco generó tanto impacto, comentó Juan Manuel Ortega, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Sobre el desempeño de otros contendientes, se observó que Margarita Zavala no se sabía su discurso ni su estrategia, y El Bronco, generó mucho movimiento mediático por las aseveraciones respecto a mutilarles las manos a los ladrones, aseveró Ortega.

Las elecciones se desarrollan en un contexto en el que las autoridades son percibidas como incompetentes, debido al aumento de la violencia y el crimen organizado. La impunidad ha generado un estancamiento grande en el sistema, con un deterioro en la situación económica, en el debate faltaron propuestas importantes para resolver esto, aseveró Fernando Castañeda, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Estas reflexiones se llevaron a cabo durante el “Conversatorio sobre Las contiendas del primer debate presidencial”, coordinado por Miguel Armando López Leyva, Director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, y moderado por Silvia Inclán, investigadora del IIS-UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento


Descarga entrada en PDF

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seven × one =