El mercado neoliberal beneficia sólo a grandes productores de mezcal y maíz

Fotografía: Aaron Rodriguez

La biodiversidad y las tradiciones mexicanas están amenazadas por la disparidad en el mercado de alimentos


Debido al impacto de la globalización en los procesos de producción de alimentos, en México “la competencia entre pequeños y grandes productores de mezcal y maíz es dispareja, mientras los pequeños productores producen manualmente el mezcal, las industrias invierten capital en acelerantes químicos para el aguardiente”, afirmó Jorge Larson, colaborador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. Frente a este panorama, una posible solución para preservar y hacer la competencia más justa en el mercado, es la patrimonialización de la producción alimenticia con conocimientos tradicionales, expresó.

Los conocimientos tradicionales, también llamados conocimientos ecológicos tradicionales, son adquiridos a partir vivir cerca de la naturaleza y aprender de ella para subsistir, expresó el funcionario, y agregó que otro factor que pone en peligro dichos conocimientos son “los cambios culturales que se generan a partir de una ocupación distanciada del campo, la escolaridad, y el dominio de la lengua nativa y del español”.

“El mercado neoliberal ha arrasado no sólo con las culturas, sino también con la biodiversidad, pero el mercado puede ser tanto positivo para la conservación de la agrodiversidad, como también negativo”, afirmó Elena Lazos, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIS-UNAM). Para que sea positivo, Lazos propuso el ejercicio de la comunalidad, cosmovisión propia de los pueblos originarios, en las localidades, y resignificar los productos que traen los cambios culturales y darles identidad para preservarlos.

En relación con la comunalidad, Cornelio Hernández Rojas, promotor y organizador de la Feria de Semillas de Tlaxcala, complementó explicando que en Tlaxcala ha funcionado el trabajo comunitario para poder producir y vender lo que los clientes nacionales gubernamentales han rechazado. Dicha colectividad ha luchado contra la política racista del maíz, dado que antes se aceptaba comercialmente sólo el maíz blanco y ahora producen y venden al mercado extranjero las variedades del maíz.

Dentro del sistema neoliberal “conforme crece el mercado, crece la prostitución de la bebida, entonces, por eso el tequila va bajando su calidad, pero el mezcal la sigue conservando”, afirmó Miguel Partida, productor de Chacolo mezcal, Jalisco. Así, cuestionó como se lograría en este contexto un comercio justo, y exigió el reconocimiento de la labor de los pequeños productores.

El papel del consumidor también es una pieza importante en ese mercado disparejo, es necesario actuar frente al avasallamiento de los pequeños productores, señaló Lazos, e hizo el llamado a los consumidores a cuestionar los precios y productos, y a exigir un mercado justo.

Estas reflexiones se llevaron a cabo en la mesa redonda La conservación de la biodiversidad y mercado justo, organizada por Elena Lazos y por Cloe Mirenda, académica del Posgrado en Ciencias de la Sostenibilidad de la UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento



Descarga la entrada como PDF


Descarga la entrada como EPUB

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

one × = five