Durante los sismos de 1985 y 2017 la vulnerabilidad social propició la catástrofe

Una persona levanta el puño durante el minuto de silencio en memoria de las víctimas en el marco del primer aniversario del sismo del 19S frente al Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) de la UNAM, Ciudad de México, 19 de septiembre de 2018. Foto: Miguel Pantaleón/OllinPix

El manejo incorrecto de las condiciones de riesgo genera desastres naturales

“Los desastres naturales son principalmente sociales, debido a que son el resultado y la materialización de una serie de condiciones de riesgo que, mal manejadas, devienen en un desastre”, afirmó Raymundo Padilla Lozoya, investigador de la Universidad de Colima, durante la presentación del Número Especial de la Revista Mexicana de Sociología titulado “Sismos: 1985 y 2017”.

Al referirse a los desastre generados por los sismos de 1985 y 2017, el investigador señaló que un desastre se genera cuando existe vulnerabilidad, ya que siempre hay condiciones sociales que lo hacen posible. Los desastres son problemas complejos que afectan a todos los grupos sociales y por eso todos estamos involucrados en el proceso de prevención, reiteró.

Durante la emergencia generada por el sismo del 19 de septiembre de 2017, “las redes sociales permitieron, en un primer momento, ir dándole un poco de soporte a todo lo que se avecinaba y sobre todo a las labores de ayuda y solidaridad. Sin embargo, no tardó mucho tiempo en que llegara una oleada de noticias falsas, como consecuencias no previstas de los discursos en redes sociales”, afirmó Eva Salgado Andrade, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios en Antropología Social (CIESAS).

“El desastre va dejando una huella en el territorio, huella que no es solo el producto de un fenómeno natural, si no de una construcción social”. Durante la emergencia generada por el sismo de 2017, se mostró como las plataformas sociales son muy populares y muy rápidas en el momento de la emergencia, ya que existe un entusiasmo o motivación de la gente por hacer uso de cualquier cosa que tengan a la mano para ayudar, afirmó Elvia Martínez Viveros, investigadora del Centro de Investigación Geoespacial (CentroGeo).

En el número especial de la Revista Mexicana de Sociología se presentan distintos enfoques sobre el fenómeno del sismo, desde la historia, la comunicación, la sociología, la política y la antropología. Es una respuesta académica a lo ocurrido en 2017, de una manera similar a lo que la propia revista hizo en 1986 en relación con el terremoto de 1985, afirmó Eugenia Allier Montaño, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (IIS-UNAM).

La presentación de la revista, que fue presidida por Miguel Armando López Leyva, Director del IIS-UNAM, se llevó a cabo el 19 de septiembre de 2018 en la Casa de las Humanidades de la UNAM.


Fotografías del evento


Descarga entrada en PDF

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× four = thirty two