En el populismo actual es difícil identificar la orientación política de sus protagonistas

Fotografía: Thomas Hawk

Con discursos radicalizados y promesas excesivas la derecha discute los temas tradicionales de la izquierda


Tradicionalmente, se consideran los conceptos de representación, izquierda y populismo separados, sin embargo estas nociones están conectadas en un una misma. En el estudio de estos fenómenos se identifica un desacoplamiento entre los temas y los actores, desacoplamiento que genera un nuevo protagonismo de la responsabilidad interinstitucional como condición para la vivencia de la democracia, explicó Leonardo Morlino, profesor emérito de la Universidad LUISS “Guido Carli”, de Roma, Italia.

En una situación de desacoplamiento los temas típicos de izquierda se encuentran en el interior de un nuevo contexto que genera una insatisfacción de discurso, un malestar social.
La globalización, la crisis económica, la migración, las diferencias étnicas, son variables independientes muy generales que se conjugan con otras variables como el desempleo, en este contexto de malestar, cabe preguntarse ¿qué políticas son las efectivas para la redistribución, la seguridad, el orden? y ¿cómo resolver el tema de corrupción?, cuestionó Morlino.

Mecanismos y canales de representación

En la actualidad, los temas de izquierda están presentes e incluso tienen relevancia en el discurso público. Sin embargo, la izquierda no solo pone en discusión estos temas, también lo hace la derecha con participaciones radicalizadas, promesas excesivas, radicalización de política, o medios de manipulación, entre otros, afirmó el académico.

Se observa que el discurso de la derecha se va articulando por medio de canales de representación, a partir de líderes o partidos, movimientos de protesta, o grupos de interés. Su participación depende del tipo de enfatización y genera distintas consecuencias de política, señaló Morlino.

La participación de estos grupos puede desencadenar una protesta activa, que se expresa con movimientos o votando por partidos opositores. También pueden generar un desapego pasivo, es decir, una identificación de un movimiento sin ninguna intención de votar, o incluso un desapego político, refirió el académico italiano.

Actores de izquierda

Para Molino el concepto de izquierda está en la historia intelectual de Latinoamérica, esto se observa en el caso de intelectuales que se consideraban de izquierda como Fernando Henrique Cardoso. Este concepto surge porque la democracia conlleva competencia pacifica, en la cual tiene sentido diferenciarse con un nivel distinto, explicó Morlino.

En el caso del populismo actual, es difícil entender si hay actores de izquierda o derecha, lo que genera un desacoplamiento, una posición ambigua que no acepta el componente liberal de la democracia. En otras palabras, no hay una representación de los grupos sociales, no hay una respuesta que abra la posibilidad de un compromiso, afirmó el académico, y agregó que “las libertades no se pueden mantener y garantizar sin rendición de cuentas inter-institucional, la democracia es un mecanismo en el cual todo está conectado”.

Estas reflexiones se realizaron en el marco del seminario institucional Movimientos e Instituciones, coordinado por Miguel Armando López Leyva, director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, que se llevó acabo el 26 de febrero de 2020 en el Auditorio de dicha institución.


Fotografías del evento


Video del evento

Descarga la entrada como PDF

Descarga la entrada como EPUB

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 48 = fifty seven