El cruce entre la ecología política y el psicoanálisis, permite aproximaciones al vínculo entre seres humanos y naturaleza

Fotografía: Laura Sorey

La complejidad de los problemas ambientales demanda el estudio del inconsciente humano


La fuente del deseo humano, lo que moviliza a las personas desde el ámbito del deseo, es una dimensión que no ha estado lo suficientemente desentrañada, ya que falta el análisis del ser, es decir falta algo en ese fondo oscuro del inconsciente que no se deja decir dentro del discurso ontológico, expresó Enrique Leff, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y agregó que, los deseos humanos suelen ser detenidos por el superyó, ya que, en ciertos contextos, los pensamientos morales que surgen de la cultura enjuician la actividad yoica.

Para el estudio, desde las ciencias sociales, de fenómenos como la depresión, la soledad, la felicidad y otras emociones, es necesario incorporar recursos analíticos que permitan el acercamiento al inconsciente humano, en su vinculación con las relaciones sociales. Para ello, autores como Sigmund Freud, Karen Horney o Carl Rogers, otorgan perspectivas que permiten dicho acercamiento.

Economía política y psicoanálisis

¿Cómo diferenciar entre un mundo visto cómo flor y cómo invento?, son metáforas que se utilizan para tratar de comprender el contexto contemporáneo del discurso capitalista que bajo el imperativo, goza de lo real de la naturaleza y la territorialización de la vida, expresó Enrique Israel Ruiz, becario posdoctoral del IIS-UNAM, y agregó que, el empleo de paradojas en la investigación es una estrategia que permite la vinculación de enfoques analíticos diversos, como el de la ecología política y el psicoanálisis.

“Como animales hemos fracasado, hemos salido de la naturaleza y somos una existencia estática, pues estamos a la vez dentro y fuera”, expresó Ruiz, y añadió que el ser humano es un animal hiperbólico, ya que posee tanto una existencia individual/interior, como otra exterior, las personas son testigos de sí mismos, “es como si tuvieras un orificio en la cabeza donde entra el otro, vivir como humano es vivir observado”.

Para el investigador, el principal talento del ser humano humano es el de crear monstruos, como en el caso de la creación de la noción de Dios, y al fracasar como animal de la naturaleza, los seres humanos no tenemos otra opción mas que insistir con nuestras creaciones monstruosas para sobrevivir a la existencia, concluyó Ruiz.

Estas reflexiones se llevaron a cabo durante las sesiones del 4 de febrero y del 3 de marzo de 2020 del seminario permanente Cultura y representaciones sociales, dirigido por Gilberto Giménez, Investigador Emérito del IIS-UNAM. Este año el seminario aborda la temática “Ecología política y psicoanálisi”, bajo la coordinación de Enrique Leff y Enrique Israel Ruiz.

Los videos de las conferencias se pueden consualtar en https://youtu.be/b2gWMz–1n4 https://youtu.be/NZ7H8hgPMfA


Fotografías del evento


Videos del evento

Descarga la entrada como PDF

Descarga la entrada como EPUB

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× seven = thirty five