Democracia, capturada por las organizaciones criminales

El nexo entre partidos políticos y organizaciones criminales distorsiona las elecciones en México

El incremento de la violencia en nuestro país genera que los grupos criminales tengan influencia sobre la mayoría de todos los factores que componen a una sociedad. Lamentablemente, con la corrupción, violencia y extorsiones, la delincuencia puede llegar a cambiar la toma de decisiones en las elecciones.

Un grave problema derivado de la violencia en México es que las organizaciones criminales capturen al Estado, secuestrando y asesinando a los candidatos en etapas electorales. Por lo que los actores políticos requieren de protección, mencionó Amalia Pulido, académica de la Universidad del California en San Diego.

Las organizaciones criminales se insertan en tres aspectos de las elecciones; la selección de candidatos; el financiamiento de las campañas; y cuando estos llegan al gobierno a implementar sus políticas, generan un ambiente de impunidad. Una consecuencia de esto es que se diversifican las redes de influencia de estos grupos, manipulando por completo la política, afirmó Pulido.

En el actual proceso electoral se registran actos de violencia hacia los candidatos a alcaldías, situación que se observa en estados como Guerrero, que destacan por sus altos índices de crimen. En estos lugares se realizan amenazas, secuestros y extorsiones hacia los opositores a los candidatos con nexos a los grupos criminales, comentó la investigadora.

En Acapulco se concentra un 50% de los asesinatos en Guerrero, de un total de 1022 candidatos a alcalde, 66 tienen conexiones comprobadas con el crimen organizado, señaló Pulido, y reiteró que, en esta ciudad el PRI es el partido con más simpatizantes relacionados a este tipo de prácticas.

Debido a este fenómeno, la democracia sigue en duda, las organizaciones criminales y los candidatos, al hacer este tipo de alianzas, generan una manipulación completa de las elecciones y las políticas públicas, expresó la académica.

Las administraciones pasadas nos han heredado prácticas ilícitas en las políticas públicas, afirmó Rubén Salazar, investigador de Etellekt. Mientras más violencia se emplee, mayor inestabilidad habrá, lamentablemente, la violencia ha estado presente en los funcionarios de todos los niveles, agregó.

Estas reflexiones se llevaron a cabo durante la Conferencia “La Captura de los partidos políticos”, coordinado por Carmina Jasso, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS-UNAM).


Fotografías del evento


Video del evento


Descarga entrada en PDF

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× five = thirty