La sobrerregulación electoral en 2018 genera ambigüedades y errores en la práctica

La regulación de los procesos electorales se enfoca en la conquista del poder, no en su ejercicio: Arreola

Actualmente en México las reglas que regulan los procesos electorales se enfocan en cómo conquistar y obtener el poder, no hay reglas que tengan que ver con el ejercicio del mismo. Estamos llenos de autoridades electorales, y ello no es racional ni funcional para las complejas elecciones que este año ocurrirán al elegir 3 mil 46 cargos públicos, aseveró Álvaro Arreola, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (IIS-UNAM).

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es una institución que tiene la última palabra sobre materia electoral. Basa sus decisiones en el marco jurídico, pero puede tener consideraciones estratégicas para resolver las controversias, expuso Josafat Cortéz, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM (FCPyS-UNAM).

“Al Tribunal hay que comenzar a verlo desde un mirador estratégico y olvidar aspectos meramente normativos, ya que tiene preferencia con ciertos actores políticos y quiere congraciarse con ciertas élites”. Los magistrados, tienen una aspiración muy marcada por ascender en su carrera política, por esto, se comportan de manera estratégica con el INE, concluyó Cortéz.

Por su parte, Álvaro Arreola, afirmó que “México sobrerregula y sobrerreglamenta de manera enorme, innecesaria y estúpida en muchos sentidos, sus procesos electorales”. Hoy en día, el proceso electoral mexicano dura 11 meses formales, cuando entre 1917 y 1945 se realizaba en un mes máximo. Además, actualmente se destina 7 mil millones de pesos al gasto de recursos públicos con fines electorales, con auditorías irrealizables de manera correcta por el INE, dado el número de actividades que éste tiene a su cargo, expresó.

Al INE se le dieron más atribuciones y el tiempo no es suficiente para realizar todo lo que se requiere, ello ocasiona que los retos sean más grandes y menos alcanzables. Por tanto, los retos que hoy se contemplan, además de generar certeza y garantizar equidad, precisar reglas, cubrir sus lagunas, la coordinación y la comunicación, explicó Camilo Saavedra, investigador de la FCPyS-UNAM y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo anterior fue discutido el 12 de marzo en la mesa “Reglas y autoridades”, que se efectuó dentro del ciclo de mesas redondas “Retos y desafíos en las elecciones de 2018”, organizada conjuntamente por el IIS-UNAM y la FCPyS-UNAM.


Video del evento


Fotografías del evento


Descarga PDF


Fotografía de portada: Dimitri dF

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

six + four =