El incierto futuro de México

 

* Es preciso un ejercicio de prospectiva de la realidad nacional para la construcción de un proyecto justo de nación

 

México, D.F., a 10 de septiembre de 2015.- Con el objeto de integrar una mirada hacia el futuro de México en torno a su realidad sociopolítica, se realizó el segundo Coloquio del Proyecto Institucional “El Futuro de México. Una Visión Prospectiva 2035”, coordinado por Silvia Inclán, investigadora del IIS, y Manuel Perló Cohen, director del IIS.

Durante la inauguración los coordinadores afirmaron que el proyecto está despertando mucho interés no solo dentro de nuestra Universidad, sino que también “está generando impacto en otras entidades académicas”, lo que se manifiesta en el entusiasmo de universidades como la de Querétaro, la de Ciudad Juárez y el Colegio de Chihuahua por involucrar al Instituto en sus proyectos de investigación en torno a la misma temática.

Durante su intervención, Fernando Vizcaíno manifestó que los referentes nacionalistas en el discurso oficial han disminuido conforme el país y su economía se abren más a la globalización y a la inversión extranjera, por lo que su perspectiva a futuro es que este escenario continúe. En este sentido, con la extranjerización de la economía desde el TLC, México ha perdido su soberanía en mercados, finanzas y producción, coincidió el investigador Marcos Cueva.

El diagnóstico de la Dra. Natividad Gutiérrez respecto a la multietnicidad de nuestro país es negativo, ya que aunque existen propuestas y políticas en torno a la inclusión y reconocimiento de los diversos pueblos originarios, como la reforma de autonomía y libertad de determinación, éstas no se practican o simplemente no se traducen en mejoras. Peor aún, la Comisión de Asuntos Indígenas podría quedar en manos de no indígenas e incluso desaparecer, al no tener registrado ningún representante originario en el Congreso.

La situación anterior se agrava por los efectos de la globalización y la presencia de grupos de poder económico extranjeros como Black Rock, cuyas inversiones en mega desarrollos impuestos en tierras y ejidos indígenas provocan daños irreversibles tanto a la salud de sus habitantes como a su economía, aseveró el doctor Julio Bracho.

En relación a la problemática del cambio climático y los recursos naturales de México, la Dra. Elena Lazos manifestó que el primero es un ejemplo paradigmático de cómo se teje el futuro con el presente, ya que lo que no se haga hoy por frenar el deterioro, lo pagaremos mañana. Y manifestó su preocupación ante un escenario poco alentador, en el que se vislumbra la privatización de la naturaleza en nombre de la sustentabilidad y en menoscabo del bienestar de la población.

Al respecto, el investigador Jorge Dettmer añadió que los factores negativos a futuro también serán el empobrecimiento de la población rural y el debilitamiento de otros sectores, como la industria pesquera. Dijo que la pesca mexicana atraviesa un momento crítico provocado por la sobre importación de producto y el subsecuente desplazamiento del mercado nacional, la migración de las poblaciones pesqueras y los elevados costos de insumos para su práctica.

En el agro mexicano, particularmente en el aspecto de la producción de maíz, también se registra una tendencia a la baja provocada por el incremento en los costos de producción y porque el campesinado nacional ha perdido su capacidad de organización como un ente social y demandante de sus derechos, aseveró el doctor Miguel Szekely.

En este sentido, el investigador Hubert de Grammont señaló la importancia de las alianzas campesinas con otros actores sociales como las organizaciones obreras, para la conformación de plataformas de lucha por la recuperación de los mercados agrícolas nacionales y la autosuficiencia alimentaria; “la idea del interés mutuo me parece interesante y habría que profundizar en ella”, dijo al respecto de la ponencia del investigador Szekely.

Otra problemática que afecta al desarrollo del país es la corrupción estructural y su intensificación, lo que llevó a la Dra. Irma Sandoval a pronosticar tres futuros escenarios probables; el aumento de intereses financieros privados que promuevan la privatización y el cabildeo; la corrupción bajo una asociación público-privada que estimule prácticas como dinero privado en procesos electorales, clientelismo y subrogaciones; y finalmente, un escenario en el que se propongan soluciones desde alternativas democráticas y la participación ciudadana.

El coloquio, que se llevó a cabo el 9 y 10 de septiembre en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, contó con la participación de 15 investigadores tanto del Instituto como de otras dependencias académicas.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 52 = fifty five