Dalit, grupo más afectado durante la pandemia en la India

Fotografía: Gwydion M. Williams

La pandemia en la India

El sistema de castas tiene que ver con aspectos sociales y culturales, no tanto aspectos económicos, aunque sí tiene que ver en la ocupación, explicó Arun Kumar Acharya, académico de la Sambapalur University en Odisha, India.

El 83% de la población en India pertenecen a la religión hindú donde existen cuatro castas, que nacen del cuerpo del dios Brahma y se dividen de la siguiente forma; Brahmins, son la casta más alta, provienen de la cabeza de Brahma, son sacerdotes y profesores, representan el 3.5% de la población.

Kshatriyas, representan el brazo de Brahma son los fuertes que protegen al territorio, son guerreros y gobernantes, son los más ricos del país ya que tienen el poder económico y militar. Representan el 5.5% población. Vaishyas, son las piernas de Brahma, son granjeros y comerciantes, representan el 6% del a población.

Shudras, son los pies de Brahma, son los obreros y son la mayoría de la población, representando el 52% que trabajan para las otras tres castas mayores. Dalits, también llamados intocables no provienen del dios, por lo que se cree que vienen del infierno; no pueden compartir el agua o entrar a las castas de las otras castas. Representan el 16% y se ocupan de los trabajos de limpieza de residuos humanos y manejar a los muertos.

Según la ley de castas, uno nace dentro de una casta y no se puede mover ni para arriba ni para abajo. Los Dalits son los que sufren de más discriminación y racismo, la mayoría vive en el norte y en el sur de la India, añadió el académico.

En marzo de 2020 cuando aparecieron más casos de Covid-19 en la población india, el gobierno cerró todas las actividades; esto afectó a las castas más bajas que viven el día al día. A principios de abril comenzó una protesta por parte de los migrantes internos, ya que al cerrar la industria se quedaron sin dinero y pidieron regresar a sus pueblos natales. Ante esto el gobierno de la India introdujo un tren especial para regresar a esta población a sus comunidades pero al llegar debían estar en cuarentena durante tres semanas.

La población migrante está compuesta por personas de diferentes castas que fueron acogidas por los centros de cuarentena. En ese momento hubo resistencia por parte de las castas altas que no querían compartir el espacio ni la comida con los dalits. Esto desembocó en violencia y muerte.

A pesar de que en la constitución de la India el sistema de castas no existe, los dalits han sido los más afectados durante la pandemia. El gobierno ha repartido gratuitamente la vacuna y ya van más de mil millones vacunados, no obstante en la población dalits no llegan al 30% ya que en los centros de salud no reciben buenos tratos e incluso hay doctores que se niegan a atenderlos por ser “intocables”.

La pandemia dejó al descubierto una cara de la India donde es muy visible el nacionalismo y una sociedad totalmente desigual, concluyó el académico.

La pandemia en China

A finales del 2019, nadie sabía mucho sobre el COVID-19, pero a partir del 31 de diciembre de 2019 numerosas noticias comenzar a salir sobre el tema, pero aún así no se podía prever que iba a ser una situación que afectaría a todo el mundo, afirmó Lixing Wang, profesora de la Shandong Women’s Universtiy en Jinan, República de China.

Para el 25 de enero de 2020, todos estaban preparándose para el año nuevo chino, la celebración más importante en esta cultura, donde se reúnen las familias, regularmente en sus pueblos natales; para el 27 de enero de ese año, se extendió la sugerencia de quedarse en casa por 14 días, esto fue una sorpresa para todos ya que nunca habían experimentado una situación similar. A pesar de encontrar extraña la situación, obedecieron pensando que habría de haber una razón detrás si se les exigía hacer algo sin precedentes, señaló Wang.

Después de los catorce días, el aislamiento continúo, Lixing Wang como profesora comenzó a dar clases en línea. El 8 de abril de ese año, Wuhan relaja el confinamiento y China empieza enviar médicos al extranjero y a vender materiales médicos.

Desde julio de 2020 a la fecha las cosas marchan de manera normal, aseguró la académica, pero diferente ya que ahora llevan mascarillas en lugares públicos.

En cuanto a las noticias recibidas, Lixing Wang no utiliza los medios convencionales para obtener información. Ella accede a redes sociales como WeChat para hablar con amigos y familia. En las noticias que se encuentran en la plataforma algunas son verdaderas y otras falsas. Estos nuevos medios comunicación son muy prácticos en cuanto a la rapidez y diversidad de informes, pero por el otro lado también han aumentado los rumores relacionados con la pandemia, lo que ha provocado pánico en la opinión pública.

Para la académica es importante no politizar la epidemia o estereotipar el virus, y concluyó con un cita de Xi JinPing, presidente de la República Popular de China, “Los seres humanos conforman una comunidad de futuro compartido, y la unidad y cooperación entre todos son las armas más poderosas para vencer el virus”.

Esta Conferencia se llevó a cabo el 23 de noviembre de 2021, en el marco del Ciclo de conferencias “Nacionalismos, racismos y pandemia”, coordinado por Natividad Gutiérrez Chong, Bruno Miranda y Fernando Vizcaíno Guerra, investigadores del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.


Video del evento

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

÷ four = 1