Conversos, buscadores espirituales y apóstatas: diferentes caras de la movilidad religiosa en México

“Para muchas personas de sectores populares los únicos programas de rehabilitación de adicciones son los de las iglesias evangélicas”: Carlos Garma

 


  • En los templos protestantes hay personas que suelen cambiar continuamente de religión y están en constante búsqueda espiritual
  • A la par del aumento de conversos evangélicos, se incrementa el número de personas que salen de sus filas

 

México, D.F., 19 de junio de 2015.- En nuestro país, los sectores desfavorecidos tienen mayor predisposición a la conversión religiosa, del catolicismo a un grupo evangélico. Sin embargo también existen momentos de severas crisis personales que orillan a los individuos a buscar ayuda divina para resolver sus problemas, señaló Carlos Garma, investigador de la UAM Iztapalapa.

“Para muchas personas de sectores populares los únicos programas de rehabilitación de adicciones son los de las iglesias evangélicas” que, junto con las sanaciones milagrosas, constituyen los principales factores de atracción de creyentes, afirmó el investigador.

Asimismo señaló que en las conversiones religiosas se toma de la biblia el modelo de San Pablo o narrativa paulina, en el que dios se aparece en un momento problemático de la vida para mostrarnos la luz, narrativa a partir de la cual se reorganiza la historia de vida de las personas conversas. En el caso de las mujeres, también suele operar el modelo de Ruth para la conversión religiosa a partir del matrimonio. La narrativa bíblica implica una subordinación de la fe religiosa femenina a partir del lazo matrimonial.

Por otra parte, existen individuos que encuentran más interesante la búsqueda espiritual antes que la afiliación a una religión fija, los cuales no pueden considerarse como conversos, ya que no participan de la narrativa paulina y consideran que la divinidad tiene múltiples rostros, señaló el doctor Garma.

Otro de los fenómenos analizados por el investigador es el de la apostasía, que consiste en el rechazo tajante de la religión por parte de aquellas personas que antes la practicaban. En las iglesias evangélicas este fenómeno está en incremento y suele suceder con mayor frecuencia en jóvenes varones que nacieron y crecieron bajo esa religión, pero posteriormente la rechazan.

Por su parte, Gilberto Giménez señaló que la conversión no es únicamente un fenómeno religioso ya que los cambios en las convicciones y valores, que guían la vida de los individuos, se dan en diferentes ámbitos. Asimismo afirmó que la conversión debe ser considerada como un proceso que, en contra de la narrativa paulina que la representa como un cambio drástico, en realidad sucede paulatinamente debido a que los esquemas de pensamiento previos tienen una fuerte inercia que sólo se transforma a lo largo del tiempo.

Estas reflexiones fueron presentadas durante la conferencia “Buscadores espirituales y pentecostalismo” impartida por Carlos Garma, la cual se llevó a cabo como parte de las actividades del Seminario Permanente Cultura y Representaciones Sociales, coordinado por Gilberto Giménez y Hugo José Suárez, investigadores del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

 

Consulta el video de la conferencia en: https://www.youtube.com/watch?v=lLH_3R_TGX4

Podría también gustarte...

Comenta esta entrada