Campañas políticas de 2021, una disputa temática vacía

Fotografía: Flickr

Durante las campañas no se han presentado propuestas concretas para resolver principales problemas del país


Una contienda electoral es una disputa temática, ya que al asistir a una votación, además de pensar quién es el mejor candidato, también pensamos en cuál es la historia que cuentan y cuáles son los asuntos que le importa más y cómo va a resolverlos, lo que da como resultado tres áreas a considerar: la caracterización de los candidatos, la narrativa y el campo de las propuestas, afirmó Fernando Castaños, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Los votantes somos muy selectivos, ponemos atención a unas cosas y no a otras. Lo que se está buscando en las campañas es jalar nuestra atención hacia un lado, hacia otro, impulsar un tema que se vuelva más importante que los demás y quedar asociado con ese tema”, señaló el investigador.

Hay que ser muy críticos respecto a los actores que participan en este proceso electoral y las instituciones organizadoras y supervisoras que también están bajo el escrutinio público, porque las elecciones de este próximo mes de junio suponen un gran reto para ambos actores, afirmó Enrique Gutiérrez, académico de la Universidad Iberoamericana, y agregó que, además de que la contienda electoral sucederá en medio de una pandemia global, son las elecciones más grandes hasta ahora por las repercusiones que estas tendrán en organismos como la Cámara de Diputados, los 30 congresos locales y en el cumplimiento de la agenda del poder ejecutivo.

La influencia de la narrativa en la elección de representantes

Desde el punto de vista de Francisco Reveles, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, a través del tiempo cada gobierno ha construido una historia oficial. Sin embargo, en el actual gobierno es más evidente que esta historia oficial no es crítica. Igualmente, la oposición tampoco tiene una visión autocrítica de sus respectivos gobiernos, pero tienen una mayor conciencia de lo que necesita el país.

Durante el gobierno actual, el presidente ha obtenido mayor aprobación por parte de la población por tres motivos; la entrega de ayuda económica a las familias; su capacidad de persuasión a través del discurso; y finalmente, las personas no le atribuyen ningún problema económico a su gobierno, todos los culpables serían externos, expresó Francisco Abundis.

No obstante, de acuerdo con los datos de Fernando Castaños, la aprobación de este gobierno ha ido a la baja e incluso, se ha visto que las personas que antes aprobaban y apoyaban a este gobierno ahora están en contra del mismo, a lo cual el gobierno responde con un discurso que refuerza la narrativa de que se está llevando a cabo una “transformación”.

Elecciones sin propuestas

No hay propuestas concretas para resolver problemas mayores como la pobreza que existe en el país y lo más preocupante, desde el punto de vista de los investigadores, si en estas elecciones no se consigue un contrapeso dentro de los órganos del gobierno, se crearía un gobierno completamente homogéneo y también traería enfrentamientos postelectorales.

Las reflexiones de Fernando Castaños, Francisco Abundis, Enrique Gutiérrez y Francisco Reveles se llevaron a cabo el 18 de mayo de 2020 durante la mesa redonda Las elecciones intermedias de 2021: escenarios y perspectivas, moderada por Yolanda Meyenberg, investigadora del IIS-UNAM.


Video del evento

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× nine = 54