Occidente nunca ha sabido entender al mundo islámico

 

* Los fundamentalismos y las interpretaciones simplificadas de textos sagrados también suceden en otras religiones.

 

México, D.F., 23 de octubre de 2015.- A partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001, ante la opinión pública internacional se posicionó al mundo islámico como el principal enemigo de la paz mundial. Occidente desarrollado le declaró la guerra a una religión que, desde los medios masivos de comunicación, fue asociada al terrorismo, afirmó Carlos Martínez Assad, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (IIS).

El islam en el mundo.

A pesar de la embestida mediática contra el islam, es la religión más extendida en todo el mundo y su número de practicantes se encuentra en aumento. Ejemplo de esto es que para el año 2050, la población alemana será mayoritariamente musulmana y en 39 años en Francia el islam será la religión mayoritaria, afirmó el investigador durante su participación en el seminario “Cultura y representaciones sociales”, coordinado por Gilberto Giménez y Hugo José Suárez, investigadores del IIS.

Pese a su crecimiento, el miedo y rechazo hacia la población musulmana sigue aumentando en todas partes, señaló Martínez Assad. Esto se bebe al desconocimiento del mundo islámico por parte de occidente, y a la persistencia de conflictos armados en Medio Oriente, los cuales tienen una larga historia relacionada con las intervenciones coloniales por parte de naciones centrales occidentales.

La yihad y los conflictos en Medio Oriente.

En su origen, el término “yihad” se refiere al esfuerzo para realizar una tarea muy difícil, un combate con palabras de paz, sin embargo en la época contemporánea se ha simplificado a la noción de “guerra santa”. El yihadismo de hoy, afirmó el especialista, se ha identificado con acciones terroristas de combate a los no creyentes, las cuales deben analizarse en relación con el contexto geopolítico y las pugnas por el control de recursos y territorios.

Otros de los aspectos que deben considerarse para entender este fenómeno, apuntó el investigador, es la existencia de dos doctrinas dentro del islam, la Chiita y la Sunní, las cuales han tenido una confrontación histórica. Los Sunní, a pesar de ser minoría, han gobernado durante 10 siglos la región de Medio oriente, sin embargo con la invasión de Estados Unidos este grupo ha sido desplazado, por lo que ha buscado un acomodo en el norte de Irak y parte de Siria con la conformación del autodenominado “ejército islámico” y la proclamación de la yihad.

Estos yihadistas, afirmó el investigador, se apoyan en interpretaciones simplificadas del Corán y no recurren a los textos sagrados del islam que posicionan al libro y la palabra como herramientas centrales, y puntualizó que la simplificación y la vulgarización de textos sagrados no son exclusivas del mundo islámico, son recurrentes en otras religiones.

La última sesión del seminario permanente se llevará a cabo el 20 de noviembre a las 10:30 horas en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, y contará con la participación de Roberto Blancarte, investigador del Colegio de México.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

21 + = twenty three