La migración es resultado de situaciones de violencia

* No existe una crisis migratoria, el término es parte de una percepción política: Wilda Western.

 

 

Por Edit Mendoza Pérez.

Ciudad de México, 27 de abril de 2016-. Como parte del Seminario Universitario de Estudios Migratorios, se llevó a cabo el conversatorio “México en la crisis global de las migraciones. Una mirada geopolítica a sus causas y consecuencias”, coordinado por Marina Ariza, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. En el evento participaron Wilda Western, profesora e investigadora de la UACM, Rodolfo Casillas, profesor e investigador de FLACSO México, Brenda Pérez, de la CMDPDH, Alejandro de la Peña, subcoordinador del área de acompañamiento psicosocial de Sin Fronteras, Salvador Berumen, Director General Adjunto de la UPM-SEGOB, Martha Sánchez, coordinadora de Movimiento Migrante Mesoamericano, Cinthia Pérez, Directora de Atención y Vinculación Institucional de la COMAR y José Sieber, de la Unidad de Protección de ACNUR.

Durante el conversatorio se desarrollaron dos mesas, en la primera, titulada “Geopolítica de la crisis migratoria global”, Wilda Western destacó que no existe una crisis migratoria, este término es sólo parte de una percepción política, pues la migración no es una causa sino una consecuencia. En Medio Oriente, las personas viven en zonas de guerra por lo que, en la mayoría de los casos, no tiene más remedio que migrar y la mayoría de esos procesos de migración quedan a nivel regional, por lo que, para Western, hay que mirar la dinámica interna y las políticas de migración.

Por su parte, Rodolfo Casillas señaló que existen problemáticas regionales diferenciadas en todo el mundo y frente a ello existen organismos internacionales rebasados, los acuerdos regionales son inefectivos y las acciones son ineficientes. Como ejemplo señaló que en la ONU, y otros organismos internacionales, sólo existen sub-agencias especializadas en la migración a nivel micro, lo que genera respuestas atomizadas y casuísticas, y reiteró que la academia no puede dejar que sean los periodistas de investigación los únicos que hagan trabajo de campo.

Durante su intervención, Brenda Pérez aseveró que “nadie está viendo a los desplazados en México”, y aseguró que los desplazamientos son ocasionados, en su mayoría, por algún hecho victimizante y, al existir un vacío legal, los afectados son re-victimizados durante el proceso de migración. La situación no está haciendo atendida, por lo que existe la necesidad de generar nuevas metodologías para analizar el fenómeno de migración dentro del país, señaló la especialista.

Como parte de la segunda mesa titulada “México en el escenario de crisis migratoria global”, Alejandro de la Peña afirmó que no existe una política de integración para los migrantes, muchas veces hacen solicitud de asilo estando en detención, por lo que prefieren volver al país de origen e intentar cruzar la frontera en un futuro. Sumado a esto, obtener un documento migratorio es costo, por lo que muchos de los migrantes prefieren integrarse al trabajo informal, en este sentido, el especialista hizo énfasis en la necesidad de construir una política pública amplia sobre integración.

A partir del 2010 la migración mexicana ha disminuido mientras que la centroamericana se ha multiplicado, afirmó Salvador Berumen, y reiteró que la política de México, hasta el día de hoy, es de contención de la migración proveniente de esta región. Asimismo aseveró que hace falta pensar en un modelo integral para la protección de niños y niñas migrantes no acompañados.

Por su parte, Martha Sánchez señaló que en la actualidad existe un incremento en la cantidad de mujeres y niños migrantes y aseveró que la desaparición es un común denominador en la migración. Administrar la migración a partir de las medidas de contención, nunca ha dado resultados, la gente sale de su lugar de origen por situaciones que amenazan su vida y llegan al país destino a sufrir más violencia, afirmó.

Es necesario diferenciar entre un migrante de tránsito y una persona que viene huyendo de alguna persecución en su país de origen, señaló Cinthia Pérez, y afirmó que son estos últimos quienes solicitan asilo al país. De cada 10 solicitudes, cuatro reciben protección internacional, señaló la funcionaria, y aseveró que uno de los problemas a los que la Comisión se enfrenta es la Identificación de los perfiles de los solicitantes.

Finalmente, José Sieber señaló que existe un incremento de migrantes y de las solicitudes de asilo provenientes del triángulo norte de Centroamerica (Honduras, El Salvador y Guatemala), debido a problemas de violencia. En este contexto la ONU y ACNUR ven a México como un país de protección, afirmó Sieber.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 70 = seventy four