El trabajo de cuidados ante COVID-19

El trabajo de cuidados es sumamente demandante tanto física como emocionalmente. Cuando la persona que cuida no recibe apoyo y cuidados adecuados, puede surgir el llamado Síndrome de Sobrecarga del Cuidador. Elaboración de la infografía: Ehécatl Cabrera • Creative Commons: Atribución – Compartir Igual

¿Qué es el trabajo de cuidar?

Es el conjunto de acciones encaminadas a garantizar la supervivencia y satisfacción del bienestar material, físico, emocional y simbólico que permite el desarrollo y la existencia de las personas cuando se encuentran en una condición en la que no pueden cubrir, total o parcialmente, estas necesidades por sí mismas.

El trabajo de cuidar incluye el apoyo en alimentación, higiene personal y del ambiente, el vestido, realización de compras o insumos necesarios para los integrantes de los hogares, el apoyo afectivo a través de la escucha, así como el apoyo para mantener relaciones sociales con el mundo.

El cuidado es una actividad compleja que debe ser entendida como un trabajo, aún cuando se realiza por afecto o responsabilidad y no es remunerado.

¿Quién es la persona que cuida?

La persona que cuida es la encargada de satisfacer las necesidades básicas (alimentación, higiene personal, vestido, etc.) e instrumentales (preparación de comida, higiene doméstica, cuidado de la medicación, acompañamiento en traslados, administración de recursos, apoyar en la toma de decisiones, etc.) que forman parte de la vida cotidiana de quien requiere cuidados.

En México, generalmente este trabajo es desempeñado por mujeres que no gozan de remuneración, apoyo familiar y social o reconocimiento sobre la importancia de la actividad que realizan día con día.

¿Qué es la sobrecarga de la persona cuidadora?

El trabajo de cuidados es sumamente demandante tanto física como emocionalmente. Cuando la persona que cuida no recibe apoyo y cuidados adecuados, puede surgir el llamado Síndrome de Sobrecarga del Cuidador. Esto ocurre porque las personas están expuestas cotidianamente a factores que causan estrés durante la realización del trabajo de cuidados. Se caracteriza por tres dimensiones: agotamiento emocional, actitud indiferente al cuidado y hacia la persona que cuida y la reducción de la satisfacción personal.

Riesgos de la sobrecarga

  • La persona que cuida puede enfermar.
  • Los cuidados pueden ser realizados en forma inadecuada.
  • Ocasionar riesgos de conflicto al interior de la familia.
  • Puede generar violencias.

Elaboró el texto: Lic. Marissa Vivaldo Martínez. FESZ, SUIEV
Supervisión: Dra. Verónica Montes de Oca, IISUNAM, SUIEV.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twenty eight ÷ seven =