Antroponomía, proceso de producción de seres humanos

Fotografía: Paulisson Miura

La forma más adecuada de producir la vida humana es a partir de procesos orientados por la solidaridad


Según el filósofo inglés Friedrich Engels, en una sociedad el proceso productivo tiene una doble naturaleza; por un lado se producen los medios materiales, como los alimentos o las herramientas; y por otro lado, existe otro tipo de producción, la de los propios seres humanos. Esta dimensión, en la que son producidas las personas, se denomina antroponomía, señaló Daniel Bertaux, investigador del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS por sus siglas en francés).

Trabajos antroponómicos

Entre los trabajos antroponómicos se encuentra la crianza de los niños, la enseñanza en todos los niveles educativos, la salud, el cuidado de los ancianos y todos los servicios personales, como los cuidados del cuerpo, la preparación de alimentos o el trabajo sexual, afirmó el investigador francés durante su participación en el seminario Cultura y representaciones Sociales, coordinado por Gilberto Giménez, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México, y por Jorge A. González y Tommaso Gravante, investigadores del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM.

Los servicios personales pueden ser públicos o privados, muchos de los cuales tienen que ver con servicios de bienestar. En México se observa la profesionalización y especialización de los servicios personales que configuran un importante mercado, expresó Gilberto Giménez.

Relación entre la producción de bienes y personas

Existe una relación directa entre la economía y la antroponomía, para producir objetos hay que consumir fuerza de trabajo y energía humana, pero para producir fuerza de trabajo hay que consumir mercancías. Sin embargo, la lógica de la economía y de la antroponomía no es la misma, ya que la forma más adecuada de producción antroponómica no es el mercado, sino la organización en el nivel de toda la sociedad, mediante procesos orientados por la solidaridad y no por el individualismo, expresó Bertaux.

Hay bienes directamente relacionados con la reproducción de la vida, como los alimentos, expresó Gilberto Giménez, y reiteró que, las grandes industrias agroproductoras, en lugar de producir alimentos que contribuyan al desarrollo saludable de las personas, proveen productos ultratransformados que llevan a la muerte y generan enfermedades endémicas.

Más allá de producir personas

En lugar de entender la antroponomía como el proceso de producción de personas, ésta debería entenderse como el proceso de producción de la vida de las personas, afirmó Giménez, y agregó que, la producción de la vida es desigual, ya que existe un grupo que controla el poder, que acapara mejores calidades de vida, mientras que las clases dominadas tienen una ínfima calidad de vida.

Asimismo, desde la antroponomía se debería analizar la producción de toda la vida, no únicamente la de los seres humanos. Esta dimensión ecológica debe incluir a los animales y a las plantas, cuya vida también vale la pena producir, señaló el investigador.

La video-conferencia de Daniel Bertaux se llevó a cabo el 19 de octubre de 2018 en el Auditorio del IIS-UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento



Descarga la entrada como PDF


Descarga la entrada como EPUB

Podría también gustarte...

Comenta esta entrada