Soluciones globales para el problema del agua en la Ciudad de México

Cuerpo de agua perteneciente a la Cantera Oriente, Ciudad Universitaria. Fotografía: Brend Torres / Wikimedia Commons

En taller internacional, expertos compartieron experiencias para hacer frente al problema hídrico de la ciudad


El taller “Water solutions for Mexico City: Ideas from everywhere. Problemas de agua en la Ciudad de México: En busca de soluciones” surgió de la inquietud de Jane Cohen, académica de la Universidad de Texas, y Manuel Perló, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, de encontrar soluciones al problema de agua en la Ciudad de México. Preocupados por esta situación, idearon un espacio donde se abrió la posibilidad de compartir y aprender de las experiencias que han tenido ellos y otros expertos al enfrentarse con esta problemática.

La historia de la Ciudad de México es también su historia hídrica

Las primeras poblaciones se establecieron al noroeste de la ciudad en el lago de Texcoco, un sistema de cinco lagos dónde las comunidades prehispánicas construyeron islas artificiales conectadas por canales. Durante la colonia la ciudad vivió varias inundaciones por lo que se tomó la decisión de drenar el lago, solución que, a la fecha, ha llevado a prácticamente la desaparición de estos cuerpos de agua.

La situación actual

Para dimensionar el problema hídrico, Jorge Carmona, funcionario de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México, expuso el marco jurídico que contiene el Derecho Humano al agua, un derecho que es inherente a la satisfacción de las necesidades básicas y el bienestar de la población. Se estima que una persona necesita entre 50 y 100 litros de agua diariamente, este es un derecho que se tiene que garantizar. En este sentido, la respuesta jurídica debería ser la última opción ya que si las unidades administrativas estuvieran mejor capacitadas no sería necesario llevar los problemas del agua a la corte, afirmó Carmona.

Por otro lado, Fabiola Sosa, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzcalco, mostró las proyecciones del cambio climático y cómo este puede afectar nuestro acceso al agua. Los más de dos grados de aumento gradual que se han ido viviendo en los últimos años nos exponen a un mayor número de inundaciones y al mismo tiempo a la desertificación.

Ideas from everywhere

Manuel Perló y Loreta Castro-Reguera presentaron la labor de Taller Capital, un grupo de trabajo que busca integrar el diseño para mejorar las condiciones de vida de las personas. Uno de los proyectos más importantes en el que han colaborado es el Parque “La Quebradora”, la primera propuesta de Acupuntura Hidrourbana que consiste en convertir la capacidad de infiltración del predio en un hito de buen manejo del agua a través de 4 niveles; infraestructura, parque, ciudad y mirador. Estas estrategias tienen el fin de lograr una gestión del agua sustentable dentro de la ciudad.

Capsus capital es un equipo multidisciplinario que trabaja con herramientas de proyección para optimizar recursos y encontrar los escenarios ideales para el desarrollo de proyectos. Sobre este grupo de trabajo, Guillermo Velasco explicó cómo funcionan los proyectos Urban Performance y Suitability. La primera se enfoca en el análisis de escenarios futuros que, a través del análisis de data geoespacial, predice el desempeño de la ciudad en un futuro para tomar las mejores decisiones en cuanto al camino a seguir.

Suitability, es una aplicación web que usa técnicas de análisis de multicriterio para realizar un ágil análisis espacial que permite a sus usuarios de acceso a servicios o encontrar la ubicación óptima para una actividad en específico, explicó Velasco.

Enrique Lomnitz y Delfín Montaña son dos jóvenes interesados en buscar soluciones al problema del agua en la ciudad. Lomnitiz estudió Diseño Industrial en Rohde Island, Estados Unidos, donde comenzó a cuestionarse la necesidad de un diseño que funcionara, no sólo a nivel estético, sino en atender la necesidad de las poblaciones con menos recursos. Es entonces que, junto Renata Fenton, idean Isla Urbana, un proyecto que permite que familias con acceso limitado al agua sean autosuficientes a través de un sistema de captación de agua pluvial, sistema que conlleva varios beneficios desde la reducción de inundaciones hasta la recuperación de acuíferos.

Desde hace varios años, en la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel se ha desarrollando un proyecto en el que se pretende combinar dos factores; crear y mantener la reserva natural a la vez que se elabora una diseño de paisaje. Pedro Camarena Berruecos, líder de este proyecto, comentó que al recuperar la estética natural del pedregal, implementando jardines sostenibles con xerojardinería, se logran varios beneficios; la reducción del costo de mantenimiento, la reducción de la cantidad de agua necesaria en el riego y el incremento de la biodiversidad. El objetivo es que este modo de ver la arquitectura de paisaje atraviese las puertas de la Ciudad Universitaria y llegue a la ciudad, logrando que la biodiversidad conviva con el espacio urbano.

Estas reflexiones se desarrollaron durante el Taller Water solutions for Mexico City: Ideas from everywhere, realizado los días 28 y 29 de marzo a cargo del Jane Maslow Cohen y Manuel Perló Cohen.


Fotografías del evento


Video del evento


Descarga la entrada como PDF

Descarga la entrada como EPUB


Podría también gustarte...

Comenta esta entrada