Las paredes gritan:
¿qué ganar?…
¿qué perder?…
¿el 6 de junio?…

Más de elecciones

“Líderes grises, con manos sucias y hasta antagónicos entre sí son la ‘carne’ en el asador opositor”, así decía la nota de un periódico.

El próximo 6 de junio tendremos la elección más grande en la historia de México.

Se renovará la Cámara de Diputados. Quince gubernaturas. Treinta congresos locales. Y alcaldías en 30 estados…. Un poco más de 20 mil cargos locales.

Sin duda, la elección federal será una especie de Referéndum sobre el tipo de régimen que estamos construyendo.

El “cambio de régimen” que ofreció AMLO en el inicio de su mandato, sigue su marcha.

Pero es ostensible el regreso a un autoritarismo presidencialista.

Y frente a eso, la oposición no ha integrado ninguna propuesta congruente.

Es devastadora la ausencia política en México. No existe un lugar para ubicarse en un espacio seguro.

Comenta Luis Rubio: “La ciudadanía lleva muchos años desilusionada con la política. Se suponía que, primero, las reformas restaurarían la capacidad de crecimiento económico y, después, que la democracia reduciría la corrupción y acercaría a los políticos -los supuestos representantes de los votantes- con los electores”, (Reforma, 18/IV/2021).

Nada de eso sucedió. Primero se trató de “sacar al PRI de Los Pinos”. Luego apareció el slogan “Mover a México”… Hoy se llama “Juntos haremos historia”.

Cambios, muchos cambios, pero en el fondo no se ve un camino para el desarrollo del país.

Cito a Luis Rubio: “En un ensayo sobre el escepticismo político de los ciudadanos en las democracias* Bertrand Russell especula sobre las motivaciones cada vez que un votante asiste a las urnas. ‘La mayoría de los [ciudadanos] está convencida que todos los males que sufre se remedian de llegar al poder un determinado partido. Por eso se mueve el péndulo. Un hombre que vota por un partido y sigue siendo desgraciado deduce que el otro partido es el que lo iba a hacer exitoso. Cuando se ha desilusionado de todos los partidos, es ya viejo y la muerte le acecha; sus hijos conservan su fe de juventud y el sube y baja continúa’. ¿Estaremos condenados a ese péndulo de mediocridad?”, (Ibid).

Para no olvidar, sigo con la lista de acciones del PRI, el PAN y el PRD que no debemos ignorar.

El 5 de marzo de 1993 el PRI y el PAN aprobaron la reforma al artículo tercero constitucional para limitar la gratuidad de la educación pública sólo a nivel de primaria y secundaria, y se dejó al mercado, como si fuese una mercancía, la educación media superior y universitaria.

A partir de entonces, cada año se rechaza a 300 mil jóvenes que aspiran a ingresar a esos ciclos.

Para justificar este absurdo, se dijo que los jóvenes no pueden ingresar porque no pasan el examen de admisión, cuando en realidad lo que sucede es que por falta de presupuesto no hay cupo para ellos en los planteles públicos.

La matrícula de escuelas privadas creció de 16 a 37%. En pocas palabras, la educación en México se está privatizando y solo podrá estudiar quien tenga los recursos económicos.

El PRI y PAN aprobaron el 22 de Noviembre de 1993 el TLCAN. Hoy en día con este tratado miles de campesinos han emigrado a los Estados Unidos y muchos que permanecen en nuestro país están desempleados y el 50% del campo está abandonado y desmantelado.

El 17 de marzo de 1995 el PRI aprobó el aumento del IVA del 10 al 15 por ciento. Mientras que el PAN simulaba estar en contra…

El 12 mayo de 1995, PRI y PAN reformaron la ley para vender Ferrocarriles Nacionales de México a empresas nacionales y extranjeras. Zedillo fue contratado como asesor del Consejo de Administración de Union Pacific Corp., a la que entregó parte de la infraestructura ferroviaria del país.

El 23 de mayo de 1996, modificaron el sistema de ahorro para el retiro y entregaron las pensiones de millones de trabajadores a financieras privadas que administran turbiamente, con comisiones muy altas y nula rentabilidad para los trabajadores.

El 12 de diciembre de 1998, PRI y PAN aprobaron el Fobaproa y convirtieron las deudas de empresarios y banqueros en deuda pública, que hoy asciende a 1 billón 300 mil millones de pesos. En 15 años pagamos más de 600 mil millones de pesos tan sólo de intereses.

El 8 de diciembre de 2005, modificaron la Ley del Impuesto Sobre la Renta para permitir a las grandes corporaciones el diferir el pago de impuestos hasta 100%.

Y más de lo mismo…

Nuevamente el 6 de Julio del 2006 se comete otro fraude electoral, contra AMLO. En este caso el PRI fue quien solapó el fraude electoral.

El 22 de marzo de 2007, reformaron la ley del ISSSTE y entregaron las pensiones de los trabajadores del Estado a los banqueros. Los trabajadores pagarán más por sus pensiones y al final recibirán menos.

El 24 de octubre de 2008, ambos aprobaron la Ley de Petróleos Mexicanos que permite otorgar contratos inconstitucionales a empresas nacionales y extranjeras, para explotar petróleo y entregarles áreas del territorio nacional en exclusiva hasta por 25 años. Ya se licitaron contratos para la explotación de yacimientos en Tabasco.

Tras un acuerdo entre Calderón y Peña Nieto, el 20 de octubre de 2009, el PRIAN aprobó la Ley de Ingresos donde se aumentó el IVA de 15 a 16%. Se incrementó el impuesto sobre la renta de 28 a 30 por ciento. Y se autorizaron aumentos mensuales a las gasolinas, el diesel, el gas y la luz.

El 2 de Julio del 2012 hubo otro fraude electoral contra AMLO, comprando millones de votos y gastando miles de millones de pesos antes de las elecciones.

El Pacto por México fue un acuerdo político nacional firmado el 2 de diciembre de 2012 en el Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México:

¿Quiénes participaron?: Todos los presidentes de los partidos.

En ese pacto se acordaron firmar 11 reformas de dudosa utilidad para los mexicanos: Reforma Laboral, Educativa, Fiscal y Hacendaria Telecomunicaciones, Sector Salud, Energética y Ley General de Aguas.

¿y esto puede cambiar?

NPI…

La cueva del delfín

Es una pequeña semblanza delincuencial de nuestros partidos políticos… Sin hablar de la Casa Blanca… La Estafa Maestra… Los 43… ¡Y mucho más!

¡Vientos huracanados!, si no me compran mi voto nos veremos por acá el próximo sábado…

Comentarios, quejas y lamentaciones: Facebook Héctor Castillo Berthier / Email berthier@unam.mx Página de Circo Volador.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

eighty nine − = 80