“La prisión en Tlaxcoaque me salvó de acudir a Tlatelolco en el 68”

 

Venían los tanques oruga por Avenida Universidad con pelotones corriendo a los lados —como se hacen militarmente esos desplazamientos— daban vuelta y entraban en la UNAM. Para ello, dispusieron 10 mil soldados, era una fuerza verdaderamente brutal para una escuela que estaba en huelga y no había gran actividad. A todos nos sorprendió”, narra sobre su experiencia en el movimiento estudiantil del 68, Sergio Zermeño y García-Granados, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Fuente: Unamglobal

Fecha de publicación: 30 de julio del 2018

Mención: Sergio Zermeño

Disponible en: http://www.unamglobal.unam.mx/?p=42155

Descarga la Nota:  https://www.iis.unam.mx/blog/wp-content/uploads/2018/07/12_zermeno.pdf

 

Podría también gustarte...

Comenta esta entrada