A propósito de los migrantes y el derecho a solicitar asilo en Estados Unidos, los efectos del discurso no-incluyente

Por Selene Hernández Pérez

Las lecturas sobre la aplicación del programa Quédate en México básicamente se han interpretado como una negociación de tipo política y económica entre México y Estados Unidos. Por ejemplo, está la revelación de los reporteros del New York Times, Julie Hirschfeld Davis y Michael D. Shea quienes aseguran que la aplicación de esta política fue la conclusión de una negociación secreta entre Marcelo Ebrard y funcionarios de Donald Trump (Gutierrez Canet, 2021) Otra visión fue la sugerencia sobre el uso estratégico de la contención de los migrantes en el sur de México, a cambio de mantener la discusión sobre aprobación de la reforma eléctrica (asunto inconveniente desde la visión estadounidense).

También es necesario considerar la visión norteamericana. De acuerdo con Ann Coulter (autora de Adiós América y ex-consejera de Donald Trump) uno de los efectos negativos de la presencia de migrantes es el crecimiento del gasto público debido a “la sobrepoblación de latinos” en las cárceles de Nueva York, quienes desde la visión de la autora son en su mayoría delincuentes (dada su nacionalidad, según ella misma deduce en un intento de lección de sociología espontánea) “No compran casas, no regresan a sus países y buscan ser parte de los programas públicos.”(Maher, 2015)

Esto sin ignorar las voces denunciando una crisis humanitaria al margen de la aplicación de la política de contención migratoria y que de forma innegable ha quedado como un claro posicionamiento político de corte xenófobo y racista.

Propongo hacer una revisión desde el posicionamiento de Hannah Arendt, quien señala en La condición humana que los seres humanos se diferencian de las otras especies cuando ejercen su capacidad de ser libres, que a su modo significa “trascender lo dado y empezar algo nuevo”. Todo intento para prohibirlo es considerado como un acto propio de un sistema totalitario. En este tenor, la iteración de la política migratoria de corte xenófobo (la imperativa Quédate en México) nos permite observar que no todos los seres humanos poseemos (o se nos brinda) la capacidad de trascender al modo que la autora señala, y si bien esto no prueba una teoría o interpretación equivocada de la realidad, sí constata los siguiente: hombres, mujeres, niños y niñas latinoamericanas migrantes no podrán gozar de la seguridad jurídica, la educación y la paz, dada la situación de violencia y pobreza sistemática que existe en sus países de origen, pues están impedidos al tratar de ejercer su derecho a solicitar asilo en Estados Unidos.

El concepto de Arendt se complementa al considerar que dicha existencia humana se cumple con el hecho de que somos no uno o una, sino muchos y muchas los que vivimos en este planeta. Es decir, al comunicarnos en un discurso sobre libertad y derechos (¡políticos ojo aquí!) debemos tomar en cuenta un somos y no un soy. Esto es importante, puesto que esencial de la condición humana como actuar y hablar también es parte de todas las formas de organización política (Arendt, 2016, pág. 225)

De acuerdo con datos de IMUMI (Instituto para las Mujeres en la Migración) en 2019, al calor de la aplicación de esta política trumpista, familias enteras con niñas y niños retornaron a sus países de origen (imumi, 2019, p. 10) al encontrarse detenidas en la frontera norte de México, pues “fueron blancos sistemáticos de violencia por organizaciones delictivas y, a veces, por policías y agentes migratorios mexicano” (HRW, 2021). A la vez, que un conjunto de defensores de las fronteras cerradas en el gobierno de Estados Unidos, quienes según algunos expertos podrían obstruir la discusión en la cámara de legisladores.

Citando nuevamente a Arendt, quien a la vez se apoya con San Agustín señala lo siguiente: “para que existiera un comienzo, fue creado el hombre, antes del cual no hubo nadie”, para la autora esto le ayuda a asegurar que todo principio de libertad se creó al crearse el ser humano, quien toma la iniciativa y se apresta a la acción que le dicta su condición. ¿Es la migración un acto de la condición humana? ¿Es el detenimiento un indicio del desfase de las políticas migratorias frente a un mundo que demanda cambios? El detenimiento de los migrantes en refugios “temporales” que pintan para ser permanentes es resultado de una medida legal pero francamente xenófoba, y si se lo preguntaran a Arendt en contra de todo lo que define al ser humano.


Referencias

imumi.org. (2019, November 26). Recursos para entender el protocolo “quédate en méxico.” Imumi.Org. https://imumi.org/wp-content/uploads/2021/05/7.png

Human Rights Watch. EE. UU. y México: Reanudar “Quédate en México” es una aberración. (2021, December 9). Human Rights Watch. https://www.hrw.org/es/news/2021/12/09/ee-uu-y-mexico-reanudar-quedate-en-mexico-es-una-aberracion

Maher, R. T. with B. (2015). Real Time with Bill Maher: Ann Coulter on immigration (HBO) [Video]. In YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=tW0GowO_MaM

Gutiérrez Canet, Agustin. “Negociación secreta entre México y EU.” Milenio, 16 diciembre 2021, https://www.milenio.com/opinion/agustin-gutierrez-canet/sin-ataduras/negociacion-secreta-entre-mexico-y-eu.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

six + four =