Sin las contribuciones de las ciencias sociales, el cambio climático no podrá revertirse

Fotografía: Oscar F. Hevia

El cambio climático es un síntoma de una mala compresión de la humanidad hacia la vida: Enrique Leff


El cambio climático es un problema cada vez más urgente, ya que sus efectos son devastadores para la vida en el planeta. La preocupación por sus consecuencias y las medidas para detenerlo y revertirlo deben convocar a diferentes áreas de las ciencias exactas y humanas para generar explicaciones conjuntas.

Las ciencias sociales y su trabajo de reflexión y análisis se vuelven necesarias para tratar el problema del calentamiento global, “es consecuencia de la acción humana y hasta ahora la investigación sobre el problema había olvidado la parte humana”, afirmó Maritza Islas, estudiante del doctorado en Ciencias de la Sostenibilidad de la UNAM, durante su participación en el seminario Las Ciencias Sociales frente al cambio climático, coordinado por Alice Poma, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Las ciencias sociales no van a resolver el problema por sí mismas, pero sin ellas no podrán encontrar una solución real”, afirmó Enrique Leff, investigador del IIS-UNAM, y puntualizó que la crisis ambiental es una crisis civilizatoria y el cambio climático es un síntoma de una mala compresión de la humanidad hacia la vida.

La palabra resiliencia se ha utilizado como un término discursivo del poder para legitimar, de cierto modo, el cambio climático como un proceso más en la historia geológica del planeta Tierra, expresó Luis Fernández Carril, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, y agregó que “se difuminan las responsabilidades específicas de los personajes causantes de esta transformación acelerada del planeta y nos obliga a adaptarnos a esta nueva forma de vida”.

Hay un uso acrítico del paradigma de la resiliencia, “el concepto, traído de las ciencias naturales a las sociales, ha sufrido una pérdida de su significado real para politizarse y usarse de forma normativa”, señaló Elena Lazos, investigadora del IIS-UNAM.

“¿Qué hace que un problema emerja sobre lo político y social?”, cuestionó José Luis Lezama, profesor e investigador del Colegio de México, y explicó que el problema del cambio climático se puede entender como una construcción sociológica, dónde se desechan ciertos riesgos y se ocupan de algunos otros, “una sociedad no puede encargarse ni abordar todos los problemas que le atañen”.

El coloquio, que se llevó a cabo del 9 al 11 de octubre en las instalaciones del IIS-UNAM, formó parte de la Semana Nacional de Ciencias Sociales, organizada por el Consejo Mexicano de Ciencias Sociales.


Fotografías del evento


Videos del evento



Descarga la entrada como PDF


Descarga la entrada como EPUB

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

÷ five = one