Por un nuevo “nunca más”

Democracia sin constitución es despotismo. Como ya lo decía Montesquieu antes de la revolución francesa, cuando se quiere cambiar un Estado es precisamente cuando más cuidado hay que tener para no dar rienda suelta al poder que lo reclama todo para sí. Hoy, el orden mundial y los órdenes nacionales están sometidos a presiones formidables. El síntoma principalmente notado es la crisis de la democracia por el desbordamiento de poderes “fácticos”, de fuerzas internacionales incontrolables desde arriba y desde abajo como el capital financiero o las migraciones.

Fuente: El Universal
Fecha de publicación: 04 de Octubre 2020
Mención: Valdés Ugalde Francisco

Disponible en
https://www.cronica.com.mx/notas-la_corte__sumision_sin_razones-1165859-2020
Descargar en:
https://www.cronica.com.mx/notas-la_corte__sumision_sin_razones-1165859-2020

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

÷ one = eight