Minería a cielo abierto, ¿cuál es la realidad


Cientos de empleos y un auge económico fue la promesa recibida por las decenas de pobladores de las faldas del cerro de San Pedro, en San Luis Potosí, por parte de integrantes de la minera canadiense New Gold Inc. Las reuniones ocurrieron en el atrio de la iglesia del lugar, un enclave en medio de montañas semiáridas con una colorida iglesia en el centro, reflejo de la bonanza existente en territorio potosino durante el período novohispano, durante el cual se extrajeron cientos de toneladas de plata y otros metales. Ese discurso de añoranza del esplendor económico fue el que los empresarios canadienses ocuparon en aquel lejano 1996, cuando convencieron a los pobladores de la comunidad para emprender un nuevo proyecto minero, que a diferencia de los que se llevaron a cabo durante los siglos XVII y XVIII, consistiría en ir desgajando el cerro para ir extrayendo sus entrañas, aquellos metales y materiales que por siglos se habían acumulado en su interior, y que tenían gran valor comercial.Las reformas aprobadas durante el salinato (1988 -1994) permitían otorgar concesiones a las empresas mineras extranjeras y a los ejidatarios vender sus tierras a particulares. Por esa razón, las empresas mineras buscaban convencer a los pobladores de las regiones consideradas con un gran potencial minero para adquirir sus tierras.

Fuente: La Silla Rota
Fecha de publicación: 23 de julio 2021
Mención: Leticia Merino

Disponible en
https://lasillarota.com/opinion/columnas/mineria-a-cielo-abierto-cual-es-la-realidad/542746
Descargar en:
https://lasillarota.com/opinion/columnas/mineria-a-cielo-abierto-cual-es-la-realidad/542746

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

eighty eight − = eighty