Los sesentas, años pilares de la época actual

* Entre guerras, movimientos sociales, crecimiento económico y revolución sexual, esta década marcó la historia

Ciudad de México, 8 de marzo de 2018.- Los grandes procesos macroeconómicos, la bomba atómica, los movimientos estudiantiles y la disputa de las grandes potencias hicieron de la década de los sesenta la época que definió al siglo XXI, destacó Ricardo Pozas Horcasitas, Investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (IIS-UNAM).

La Guerra Fría se convirtió en el suceso histórico que realmente definiría los poderes actuales, el poder armamentístico de las bombas atómicas guiaron el duopolio militar de ambos bandos. En el año de 1962, 27 mil ojivas nucleares pertenecían a los Estados Unidos, mientras que la Unión Soviética tenía entre 3 mil y 7 mil ojivas, explicó el investigador.

Otro aspecto muy importante es el de la Guerra de Vietnam, la cual rompió el orgullo de la trayectoria militar americana. Siendo una vergüenza para los mismos estadounidenses, sobre todo, para las juventudes que se manifestaban, expresó Pozas.

A nivel global hubo un crecimiento económico y demográfico muy importante, en el año de 1963 incrementó 6.2% en el Producto Interno Bruto (PIB) en el mundo. En México, a este fenómeno fue denominado como “el milagro mexicano”, el cual no fue ni tan milagro ni tan mexicano, opinó el investigador.

Demográficamente, había mas gente en las urbes que en las afueras, explicó el académico, y reiteró que en el caso de México, la población tuvo un incremento de 3.4%, donde los jóvenes eran los que proliferaban en la media de edad, la cual era de 22 años. Aunado a esto, los movimientos sociales, que previamente eran conformados por obreros y campesinos, posteriormente fueron integrados por jóvenes pertenecientes a los sectores urbanos y cosmopolitas.

En esta época se dieron los procesos de cultura mediática de masas y contracultura, los ciudadanos se informaban más y se observa la incursión de revistas en México como “Life”. Temas como la rebeldía, las drogas y la revolución sexual se hicieron más comunes y se expresaron con las marchas del orgullo gay y, sobre todo, el rock.

Los movimientos sociales en 1968 fueron a escala global, generándose en países como Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Argentina y Japón. Sobre este aspecto, el investigador mencionó que estas marchas fueron antibélicas, en contra del intervencionismo americano, se configuraron nuevas formas de hacer cultura y política.

Estas reflexiones se llevaron a cabo dentro del ciclo de conferencias “Los sesentas, más que una década”, coordinado por Ana Carolina Ibarra, Directora del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM (IIH-UNAM) y Miguel López Leyva, Director del Instituto del IIS-UNAM. La próxima sesión del ciclo se llevará a cabo el 14 de marzo a las 12:00 horas en el Salón de Actos del IIH-UNAM.


Fotografías del evento


Fotografía de portada: Raúl Estrada Discua

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ nine = thirteen