La multicausalidad del retorno al lugar de origen

* “Las familias migrantes de retorno son una institución normada por pautas establecidas tanto en su lugar de origen como el de destino”: Ofelia Woo

 


Por Edit Mendoza Pérez.

Ciudad de México, 18 de abril de 2016- Como parte del 6° Seminario Permanente de Investigación sobre Migración México-Canadá-Estados Unidos, Ofelia Woo Morales, profesora de la Universidad de Guadalajara-CUCSH, presentó la ponencia “El proceso de retorno de Estados Unidos y la situación de vulnerabilidad de las familias migrantes en la Zona Metropolitana de Guadalajara”. La presentación fue comentada por Maria Eugenia D’Aubetterre, profesora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla-ICSYH, y la coordinación de la sesión estuvo a cargo de Martha J. Sánchez, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Ofelia Woo presentó los resultados de algunas de las entrevistas realizadas a las familias migrantes de retorno, aquellas que estuvieron durante más de un año en el lugar destino y decidieron regresar de manera voluntaria, originarias de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Como resultado encontró que entre los integrantes de dichas familias existían situaciones de vulnerabilidad expresadas de distintas formas.

Dentro de estos escenarios de vulnerabilidad, la investigadora identificó conflictos familiares, tales como una desvalorización del trabajo de la mujer, así como una violencia emocional al ser privadas de su libertad. Asimismo, la falta de oportunidades laborales después de la crisis económica del 2008 y un contexto de violencia al que los hijos de estas familias estaban expuestos en las escuelas a las que asistían, influyeron en la toma de decisión de regresar al lugar de origen.

Tras analizar las respuestas dadas en las entrevistas acerca de la decisión de volver al país, Woo encontró que las mujeres fueron quienes tomaron dicha decisión. En este sentido se identifica una autonomía por parte de las mujeres, lo que demuestra cómo está cambiando el contexto, pues, de acuerdo con estudios previos, antes eran los hombres quienes tomaban estas decisiones.

Sin embargo, estas familias dejaron atrás algunas situaciones de riesgo para encontrarse con otras, por ejemplo, la falta de apoyo académico, pues muchos de los hijos, al no poder hablar ni escribir español adecuadamente, no logran adaptarse y los profesores, al no contar con un respaldo ni materiales adecuados, no pueden ayudar a los estudiantes a enfrentar estos problemas, aseveró la académica.

Las familias, aunque no cuentan con un capital económico estable, no logran acceder a los programas gubernamentales de asistencia social, debido a que algunos de los hijos son ciudadanos estadounidenses, o bien, según los estudios socioeconómicos, no califican para la obtención de los apoyos otorgados por el gobierno estableció Woo.

Como resultado, existe un problema de adaptación entre los más jóvenes que en muchos casos no querían volver y que aún piensan regresar a los Estados Unidos, afirmó Woo Morales, y reiteró que el dominio del idioma inglés y la inexistencia de un acento hispano, en el caso de los hijos, les otorga oportunidades laborales que de otra manera no tendrían. Los hijos más grandes se dan cuenta de dicha ventaja, por lo que ya piensan en la posibilidad de migrar nuevamente y no sólo consideran los Estados Unidos como país destino, señaló la investigadora.

El retorno, concluyó la académica, es un proceso multicausal que lleva a un análisis muldimensional en el que debe de considerarse el estudio de las experiencias de manera diferenciada por género y generación, pues no todos lo viven de la misma forma. Por último, se invitó a los participantes a asistir a la próxima sesión del Seminario, que se llevará a cabo el 4 de mayo en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixty three ÷ = 9