La diversidad, componente de la religión en el México del siglo XXI

* La reestructuración de las creencias y la experiencia colectiva son los factores de la experiencia religiosa moderna, aseguran los investigadores

 

México, D.F., 14 de mayo de 2015.- Se llevó a cabo la mesa redonda “Creer y practicar en México”, coordinada por Hugo José Suárez, investigador del IIS-UNAM, en la que participaron Cecilia Delgado, doctorante en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales; Felipe Gaytán, de la Universidad La Salle; y Daniel Gutiérrez, de El Colegio Mexiquense. El evento forma parte del ciclo Temas actuales de la sociedad mexicana, coordinado por Sara Gordon Rapoport y Miriam Aguilar.

Cecilia Delgado inició su participación comentando el libro Creer y practicar en México, el cual contiene los resultados de tres encuestas sobre religiosidad realizadas en los años 2006, 2009 y 2010 en las ciudades de Guadalajara, Aguascalientes y la Ciudad de México. Comentó que el libro, no sólo logra ser un compendio de tres investigaciones, sino hace lecturas comunes que permiten salir de la mirada local para permitir una mirada más amplia.

Aseguró que la diversidad religiosa como forma de pertenencia ha roto con el monopolio del catolicismo que, a pesar de la disminución de sus creyentes, sigue siendo la religión de pertenencia mayoritaria. La idea de un dios se mantiene presente, pero esta vez se significa de distintas y numerosas formas, estas representaciones son generadas por fragmentos de culturas cuyo acceso fue posible por medio de la globalización, afirmó la investigadora.

Por su parte, Felipe Gaytán advirtió que los resultados de las encuestas vertidas en el libro pertenecen a una agenda de temas que son importantes en nuestra época. Señaló que la diversidad religiosa y la reestructuración de las creencias son los temas a discutir, ya que permiten explicar cómo se vincula el aspecto de la creencia religiosa con el aspecto de la práctica religiosa, la institucionalización, la experiencia colectiva, la ritualización y la vivencia, aseguró.

Daniel Gutiérrez valoró la importancia de los estudios de sociología de la religión, pues permiten observar a la sociedad desde uno de los lazos que la mantienen unida. Señaló que el conjunto de las tres encuestas permite observar sus resultados, sus posibles sesgos, y la corrección futura de la metodología ocupada. Terminó haciendo una revisión crítica de los conceptos utilizados, sugiriendo una exploración que permita claridad en este texto que él consideró esencial.

Los comentarios finales estuvieron a cargo de Hugo José Suárez, quien calificó el libro Creer y practicar en México como un trabajo colectivo que supuso la cooperación estrecha de sus autores. El mayor reto, según el investigador, fue integrar en un estudio el análisis de las diferencias y semejanzas en la experiencia religiosa del mexicano en distintos tiempos y latitudes, con la finalidad de otorgar un perfil del mexicano en cuestión de creencias y prácticas religiosas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× three = six