La agroindustria, un peligro para alimentación y la salud de la población mexicana

Fotografía: Hernán Piñera

La obesidad en México es el resultado del alto consumo de productos procesados


De acuerdo con un estudio realizado a países latinoamericanos y caribeños por la Organización Panamericana de la Salud, la obesidad se relaciona con el consumo de alimentos procesados, “a mayor consumo de este tipo de alimentos, mayor es la incidencia de obesidad, y México ocupa el primer lugar en el consumo de alimentos procesados”, indicó Alejandro Calvillo Unna, colaborardor de la organización El poder del consumidor.

Marisel Portilla, funcionaria de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), comentó que esta institución busca promover el consumo y la producción de calidad y generar reflexiones sobre cuál es el costo de producción de las comunidades y cuál es el acceso al producto que ellos mismos producen, “pues en algunos casos las comunidades no consumen sus productos debido al costo, entonces, lo exportan y ellos consumen productos de menor calidad”, explicó.

Uno de los retos de los pequeños productores de alimentos, como en el caso del arroz, “es convencer a la gente que nuestro arroz es un producto de calidad, que el costo que tiene no es caro, pues después el costo de estar enfermo es mucho más alto”, afirmó Jesús Solís Alvarado, integrante del Consejo Regulador del Arroz de Morelos.

Los consumidores deben conversar con los productores de sus alimentos, pues ello permite estar informado y poder exigir una mejor calidad, expresó Ana Ximena Pérez Cruz, integrante del Mercado de Productores de la Ciudad de México, y propuso como solución acudir a los mercados en donde los productores también venden sus productos. “Todos los actores sociales son importantes y es necesario tomarlos en cuenta”, afirmó.

Uno de los problemas y retos de la alimentación en México es que la cultura está cambiando a partir de la educación actual y de la industrialización de los alimentos. Los hijos de ejidatarios que son profesionistas ya no vuelven a los ejidos a cultivar y ello ocasiona que se deje de cosechar arroz. Asimismo, la agroindustria está deformando el paladar de los niños mediante los alimentos procesados, coincidieron Jesús Solís y Alejandro Calvillo.

Es urgente trabajar de la mano con el consumidor y con el productor para hacer frente a la agroindustria que está invadiendo a las sociedades con productos ultraprocesados, lo que ocasiona la pérdida de la biodiversidad. “Tenemos que recuperar y revalorizar nuestros alimentos y nuestra cultura culinaria y estigmatizar los productos procesados, pues son una amenaza para la salud”, sentenció Calvillo.

Estas reflexiones se llevaron a cabo en la mesa redonda Retos de la alimentación en México, organizada por Elena Lazos Chavero, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y por Cloe Mirenda, académica del Posgrado en Ciencias de la Sostenibilidad de la UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento



Descarga la entrada como PDF


Descarga la entrada como EPUB

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 × = ninety