Jóvenes y espacio público: entre la apropiación y la exclusión

* La exclusión juvenil en los espacios públicos genera violencia e inseguridad

Ciudad de México, 16 de febrero de 2017.- El modelo teórico que sustenta la dupla jóvenes y espacio público reconoce tres ejes; el primero coloca a los jóvenes como protagónicos en el espacio público, es decir se problematiza al sujeto y sus prácticas más no el espacio; el segundo especifica la identidad de los jóvenes respecto a un grupo social; y el tercero trata el espacio por sobre los sujetos, explicó Marcela Meneses, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS-UNAM) y coordinadora del II Seminario Internacional Jóvenes y Espacio Público.

Las soluciones de los problemas de los jóvenes no están limitados a la metodología de la investigación social ya que las posibilidades para generar transformaciones sociales surgen mediante el diálogo entre los investigadores, las autoridades y los propios jóvenes, explicó Jahel López, investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH-UNAM).

El género y la edad son variables que se pueden cruzar en el estudio de la construcción de los espacios urbanos ya que la configuración espacial no se limita a una expresión de la organización social o cultural, sino que contribuye a la desigualdad de género, afirmó Paula Soto, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa (UAM-I).

En América Latina se han estudiado patrones de movilidad diferenciados entre hombres y mujeres, comprobando que las mujeres se desplazan con mayor lentitud, ya sea porque transportan objetos o acompañan a los niños, el hecho de que tengan varios proyectos al mismo tiempo, las deja con la mitad del tiempo libre respecto a los varones, enfatizó la investigadora.

Mediante el estudio etnográfico de tres casos en México, Perú y España, María Espinosa Spíndola, investigadora de la Universidad de Granada, explicó los usos y significados más representativos del espacio público para los y las jóvenes, entre los que destacan el uso de símbolos para reafirmar la pertenencia a un grupo, la construcción familiar que no depende del genero ni la edad y la apropiación de espacios que representan seguridad.

En contraste, la investigadora identificó los obstáculos recurrentes para la juventud, que implican la exclusión de los individuos en la participación comunitaria, el señalamiento de los grupos como molestos o peligrosos, la persecución por parte de las autoridades y la expulsión de los jóvenes. Estos elementos posicionan al espacio público como un lugar de miedo en el que las mujeres se sienten inseguras, afirmó la investigadora.

Como parte del Seminario Internacional se realizaron tres mesas redondas en las cuales académicos provenientes de diversas universidades y países presentaron estudios sobre la violencia, el autoritarismo y casos en los que las soluciones para la integración de los jóvenes en espacios específicos dependen de la cultura y las artes.

 


Fotografías del evento


Video del evento


Fotografía de portada: Alí Marín

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

÷ one = 5