En la calle no hay cuarentena

Ciclo: Las ciencias sociales y el coronavirus.

La instrucción de quedarse en casa supone que se tiene una. Sin embargo, en la Ciudad de México hay más de seis mil personas sin hogar obligadas a llevar a cabo todas sus actividades de supervivencia en el espacio público. No pueden quedarse en casa porque no tienen casa. No pueden lavarse las manos frecuentemente ni cuidar su higiene personal porque la Ciudad de México carece de infraestructura pública que les permita solventar necesidades tan fundamentales como el agua potable. No pueden mantenerse hidratados, dormir lo suficiente ni alimentarse sanamente. Les es complicado, incluso, conocer lo que sucede, porque la información se transmite por medios de comunicación masiva a la que es difícil acceder si no se tiene computadora, televisión, teléfono, o se es analfabeta. En caso de contagiarse, muy probablemente no reconocerán los síntomas y -para evitar tratos denigrantes- no acudirán en busca de atención médica. Su muerte en el anonimato de una acera será percibida como un peligroso foco de contagio, no como un hecho lamentable, ni siquiera como un caso contable.

Fuente: Canal: Consejo Mexicano de Ciencias Sociales- COMECSO. Publicación: Video
Fecha de publicación: 30 de junio 2020
Mención: Ruíz Coronel Ali
Disponible en :
https://www.youtube.com/watch?v=p2x2er59LKw

Descargar en:
https://www.youtube.com/watch?v=p2x2er59LKw

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twelve − = 4