El impulso al desarrollo tecnológico es una posible salida a la crisis alimentaria en Medio Oriente

Fotografía: ResoluteSupportMedia

El hambre no se detendrá hasta que la humanidad decida cambiar


Crisis alimentaria actual

Si bien el tema del hambre es difícil de tocar por su crudeza y su inevitable vínculo con el sufrimiento humano, es indispensable estudiarlo para poder encontrar sus orígenes y llegar a soluciones efectivas que garanticen la nutrición de todos los seres humanos. Sin embargo, en el actual contexto marcado por la guerra entre Rusia y Ucrania, las graves sequías creadas por la crisis climática o los bloqueos económicos, se ha propagado el hambre en diferentes regiones del mundo, principalmente África, Medio Oriente y América Latina, explicó Carlos Martínez Assad, investigador en el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El alza en los precios de alimentos como el arroz, el trigo y la cebada debido a la sequía, las altas temperaturas y el desabasto de agua potable, ha generado que cada vez menos personas puedan acceder a una alimentación satisfactoria. Ante este problema Juan Enrique Cabot, autor, profesor e inversionista en biotech, subrayó las principales deficiencias que han tenido los gobiernos para poder proveer seguridad alimentaria a sus poblaciones, principalmente destacó la poca atención que se le pone a la tecnología.

Tecnología y alimentación

La participación de la tecnología en la eliminación del hambre reside en una buena inversión y atención a los científicos, investigadores y profesionales, puede abrir puertas a nuevos descubrimientos en torno a cómo mejorar el acceso a alimentos de buena calidad, expresó Cabot, y agregó que, esto es de suma relevancia para los países en Medio Oriente, considerando que actualmente dos de los tres principales exportadores de trigo se encuentran en conflicto, además de los bloqueos que hay en los mares de la región y el desfase de producción de contenedores y barcos.

Actualmente el lenguaje que rige a nivel mundial es el código binario, aquel que se encuentra en las máquinas hasta en nuestro propio código genético, afirmó Enrique Cabot , y añadió que, esto significa que conocer y dominar este lenguaje es equivalente a dominar todos los alfabetos existentes, ya que cualquier información transmitida, desde fotos, vídeos, música, documentos, hasta intercambios económicos, pasan de persona a persona en este lenguaje.

La falta de actualización y el desconocimiento del peso que tienen las nuevas tecnologías en los vínculos entre países y personas, genera un estancamiento, el cual se va a traducir en la desprotección de las poblaciones, afirmó el especialista.

Ante esta situación, Cabot propuso que los gobiernos enfaticen, promuevan y valoren a aquellas personas con mentes innovadoras, como la de Ynes Mexia quien viajó por el continente americano para reunir más de 138,000 especímenes, los cuales identificó y clasificó, o como Norman Borlaug quien creó la revolución verde, la cual salvó a miles de vidas del hambre en Asia.

En este sentido, es necesaria la creación de una “Selección Nacional de Cerebros”, invertir e incentivar a científicos e investigadores a crear proyectos, además de promover que realmente exista educación de calidad para las infancias y los jóvenes, afirmó Cabot.

Agua y producción de alimentos

Sobre el problema del desabasto de agua potable, el especialista señaló que, si bien es claro que la falta de este recurso en los hogares genera problemas de salud y no permite el correcto desarrollo de las actividades básicas de higiene, la escasez también impacta en la elevación de los precios de los alimentos pues es elemento base para el cultivo y procesamiento de estos.

Esta situación también se ha generado por el descuido de las instalaciones y la nula actualización en temas de ingeniería, lo cual también señala una falta de esfuerzos y de inversión en la educación en estos países, expresó Cabot.

Asimismo, cabe resaltar la importancia de dejar de lado las energías fósiles, por lo que parece un descuido total la construcción de refinerías o la búsqueda de petróleo, que únicamente empeora la crisis climática y las economías de los países, expresó Cabot, y agregó que, este enfoque deja de lado las innovaciones en la manera de producir mediante otro tipo de energías renovables y de aquellas que promueven la optimización del uso del agua como el sistema de riego por goteo.

Decisiones políticas en Medio Oriente

Las decisiones humanas son las que provocan las desgracias humanas, porque las decisiones políticas tomadas en la actualidad en Medio Oriente, en países como Afganistán, están llevando a que su población pase por una hambruna devastadora, pues han optado por no sembrar sus tierras, señaló Sara Sefchovich, investigadora del IIS-UNAM.

Reconocer las deficiencias en las políticas en algunos países de Medio Oriente permiten visualizar los errores cometidos en Latinoamérica, coincidieron los especialistas, ya que en ambas regiones existen gobiernos que no parecen buscar el bienestar de la población, lo cual se ha visualizado en las grandes migraciones provocadas por la hambruna que nació a partir de las sequías.

Finalmente, los académicos coincidieron en que las dificultades en materia de alimentación que se viven en grandes regiones del planeta, son ideales para generar conciencia y que se promuevan cambios para proteger la alimentación de las personas.

Estas reflexiones se plantearon en el Seminario Universitario de Culturas de Medio Oriente, coordinado por Carlos Martínez Assad. El evento se llevó a cabo el 9 de agosto de 2022 a través de vidoconferencia.


Imágenes del evento


Video del evento

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seven × = thirty five