Educación, vía para alcanzar derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

En talleres de ginecología natural, las mujeres pueden obtener herramientas de liberación

En la actualidad el feminismo está ganando mucha importancia para la sociedad, ya que su participación está llegando a los ámbitos políticos, sociales, religiosos y hasta biológicos. Los movimientos de derechos humanos ya tienen la perspectiva de género, así como los feminismos han usado este lenguaje para expresar sus demandas.

Durante las décadas del 60 y 70, a pesar de la condena de ciertas conductas sexuales por parte de la iglesia católica, el tampón se presentó como una tecnología de liberación y el sexo prematrimonial y la experimentación sexual en general, ganaron legitimidad, afirmó Karina Felitti, académica de la Universidad de Buenos Aires.

La idea de asociar el empoderamiento con el placer ha sido un tema que se ha analizado en varios libros y estudios feministas, así como el periodo menstrual y ginecología natural. Los talleres, cursos y eventos de esta índole son una forma de acercar información para mujeres de todas las edades, señaló la académica.

Aunado a esto, se ha visto una mayor oferta de productos locales relacionados a esta corriente de recuperación de lo femenino, un ejemplo de ello son las playeras, libros, e inclusive juguetes para niñas y niños. Uno de estos juguetes es el “Kit Soy Partera/o”, con el cual se difunde la idea de que mujeres y hombres pueden ser parteros, para que se conozcan más sobre esta actividad, afirmó la académica.

Frente a la continua represión de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, la laicidad antirreligiosa y la secularización son una manera de formalizarlos. Asimismo, la participación de la persona que investiga este tipo de procesos implica un tipo de empatía con los fenómenos que se están estudiando, expresó Felitti.

Los talleres de menstruación sirven para reconocer cómo se sienten las mujeres en términos emocionales. Invitan a la autoexploración y permiten que las niñas se apropien de la oferta y tengan sus propias valoraciones, comentó la investigadora.

Estas reflexiones se llevaron a cabo durante el “Laboratorio de observación del fenómeno religioso en la sociedad contemporánea”, coordinado por Hugo José Suárez y Karina Bárcenas, investigadores del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, y por Cecilia Delgado, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.


Fotografías del evento


Video del evento


Descarga entrada en PDF


Fotografía de portada: Adolfo Lujan

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− one = eight