Educación cívica, la materia más relegada en la historia de la educación básica en México

 

* El país no cuenta con acuerdos internacionales para su evaluación, aseguraron especialistas

 

México, D.F., 26 de noviembre de 2015.- Como parte del ciclo Temas Actuales de la Sociedad Mexicana, se llevó a cabo la mesa redonda “Educación cívica y democracia”, en la que participaron Adriana Castañeda (Colegio Alemán Alexander von Humboldt), Marco Antonio León (IIS-UNAM) y Silvia Inclán (IIS-UNAM) como coordinadora.

Inclán y León presentaron los resultados de su investigación “La educación cívica y la democracia en México”, en la que analizaron el contenido de los materiales educativos en dichas materias. La desvalorización de las mismas se debe, aseguró Inclán, a una desvalorización de la democracia en la opinión pública.

En México, señaló la investigadora, los libros de texto y planes de estudio sobre educación cívica se componen de cuatro ejes: democracia y leyes, conflicto y consenso, autoridad limitada y la responsabilidad del ciudadano democrático. Es importante analizar los aspectos curriculares, añadió, debido a que México no está sujeto a criterios internacionales de evaluación en dicho tema.

En el análisis, León encontró que el servicio a la patria era el principal componente del discurso en los libros de texto gratuitos de la década de 1960. Aunque hacen una revisión sobre la historia de México y sus instituciones, el Estado y sus partes, la reflexión que se hace sobre estas es mínima y de tipo más descriptivo, aseguró.

Conforme al paso de la segunda mitad del siglo XX, el investigador observó que los libros de texto seguían relegando la educación cívica a la enseñanza de materias como historia y geografía. Esta situación se mantiene hasta el reciente periodo de 2008-2015, cuando las reformas en educación básica consolidan la educación cívica como una herramienta para formar ciudadanos activos en la democracia.

Por su parte, Castañeda afirmó que la educación cívica es importante en la formación de los ciudadanos. Lamentó que el diseño de los libros de texto gratuito esté en manos de una visión oficialista y conservadora, que no permite la inclusión de enfoques más amplios. Esto lleva, según la académica, a una situación en donde los jóvenes no creen en el cambio porque no conocen sus derechos y no los pueden ejercer.

Asimismo, hizo notar que si la educación cívica no se obtiene en la escuela, debe construirse desde la casa, y resaltó que la formación en la democracia, la resolución de conflictos y el ejercicio de los derechos son aspectos que deberían poderse enseñar por cualquiera. Sólo mediante el conocimiento de estos aspectos sería posible un cambio en la sociedad mexicana, concluyó la docente.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

eight × = thirty two