Desafíos y nuevas perspectivas de las ciencias sociales contemporáneas

Fotografía: Facultad de Ciencias Sociales Universidad de la República

Con la imposición de criterios provenientes de las ciencias exactas se “cosifica” la realidad sociocultural


En la actualidad, las ciencias sociales enfrentan problemas diversos, como el capitalismo académico, la auditoria permanente o la garantía administrativa de la excelencia académica, expresó Esteban Krotz Heberle, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, y agregó que, existe un “triángulo de las bermudas” donde desaparecen la ciencias sociales y humanas, una zona conformada por la burocracia y los puestos de control administrativo, la hegemonización del enfoque científico natural y el modelo gerencial de la universidad.

Ciencias subordinadas

En el quehacer cotidiano, los problemas que experimentan las ciencias sociales se traducen en molestias que son indicios de un proceso de transformación que ubica a las ciencias sociales en una posición dependiente frente a otras disciplinas, fundamentalmente a las ciencias exactas, afirmó Krotz.

Al imponer criterios y requisitos provenientes de otras clases de ciencias, lo que ha sucedido es que se ha “cosificado” la realidad sociocultural, señaló el académico, y añadió que, es necesario recuperar la reflexión sobre lo social y humano que viven en una dimensión de la realidad diferente a la materia viva no reflexiva (biológica) y que necesitan una clase de ciencia diferente a la ciencia natural y exacta.

Interdisciplina y ciencias sociales

La formación académica nos enseña a comprender los fenómenos desde una perspectiva particular pero rara vez en la vida es que estos son hechos aislados, mencionó Ana María Corbacho Rodríguez, coordinadora académica del espacio interdisciplinario de la Universidad de la República en Uruguay, espacio donde desarrolló un proyecto pensando la interdisciplina desde la perspectiva del trabajo en equipo.

Trabajar con personas que poseen diferentes puntos de vista es la motivación detrás del “Programa de Educación Superior Interdisciplinaria” (ProESI) que tiene dos partes fundamentales; por un lado el trabajo con docentes en la Escuela de Invierno, que enseña a los profesores a salir de su mapa cognitivo y a aprender a trabajar en la interdisicplina; por el otro se trabaja con estudiantes en los Mini cursos 3i, que son una oportunidad para los jóvenes de convivir con personas de diferentes perspectivas para luego regresar y seguir enfocándose en un área especializada.

Estos cursos permiten a los involucrados salir de su zona de confort, fomentar su desarrollo personal y entusiasmo para seguir aprendiendo, además que aumenta su confianza al explorar y las habilidades para trabajar en equipo, concluyó Carbacho Rodríguez.

La investigación del tejido social vivo

Hay investigaciones dedicadas a estudiar acontecimientos que no quedan definitivamente clasificados en el pasado, que habitan aún el presente. No se encuentran en la temporalidad clásica donde los sucesos ya pasaron y se pueden analizar, estos manejan tiempos menos tajantes que deciden no quedarse quietos y adquieren distintos rostros e identidades, constituyen un tejido social vivo, afirmó Fernando González, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

González indaga en la noción del “Imperio del traumatismo”, donde el estrés post traumático amalgama a todos aquellos que sufrieron un traumatismo. En estos fenómenos se colocan una pantalla entre el acontecimiento y el contexto, el sujeto y el sentido que se le da a lo sucedido, se borran contextos y circunstancias al ponerlos a todos en un mismo cajón, explicó el investigador.

Existe un trabajo emocional que se activa cuando en la memoria resurge un evento, algo que se manifiesta de manera encriptada, pero con diferentes efectos en las subjetividades., explicó González.

Para el investigador, existe el acontecimiento como el retorno de la vida, que puede ser enfrentado desde diferentes perspectivas; por un lado, la tradición que acomoda toda novedad en un sistema de coordenadas permanentes; el enfoque que ofrece un soporte más mágico que sustancial; la perspectiva que acomoda todo bajo un solo principio organizador; y por último, el enfoque de la teología, que lo comprende como una evolución a un estado normativo.

Estas reflexiones se llevaron a cabo el 10 de febrero de 2021, dentro del ciclo de mesas redondas Las ciencias sociales y su vinculación con la sociedad, ciclo organizado en el marco de los festejos por el 90 aniversario del IIS-UNAM. La mesa redonda fue moderada por Laura Montes de Oca, investigadora de dicha institución.


Imágenes del evento


Video del evento


Descarga la entrada como PDF

Descarga la entrada como EPUB

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twenty + = twenty six