Densidad sindical y violencia de Estado: retos para América Latina

 

* Especialistas presentaron sus puntos de vista sobre el sindicalismo en Brasil y la violencia en el Estado de Veracruz

 

México, D.F., a 19 de noviembre de 2015.- Como cierre a las actividades anuales del Seminario Permanente La Crisis, el Poder y los Movimientos Sociales en el Mundo Global, coordinado por el Dr. Javier Aguilar (IIS-UNAM), se llevaron a cabo las conferencias “Determinantes de la densidad sindical en Brasil durante el periodo 1980-2014”, y “Acción colectiva, política y violencia en el estado de Veracruz 2000-2014”, impartidas por Roberto Zepeda Martínez (CISAN-UNAM) y Martín Aguilar Sánchez (IIH-S), respectivamente.

El Dr. Zepeda Martínez habló sobre los índices de representación sindical en Brasil en el periodo 2000-2014. Como contexto, señaló la tendencia en América Latina de un declive sindical, que afectó a Brasil al disminuir su índice del 32.1% al 16% en la década del 2000. La importancia de poner los ojos sobre el país amazónico, resaltó el investigador, es que en 2013 era la economía más grande del cono sur, y la séptima a nivel mundial.

Explicó que el factor que ha contribuido a la disminución de la representación es el aumento de la fuerza laboral en el sector servicios, la cual es menos propensa a la organización sindical. Aunque Brasil se ha elevado como una de las economías más grandes a nivel mundial y regional, lo ha hecho a expensas del deterioro de las condiciones de trabajo, debido a la adopción de políticas neoliberales en gobiernos anteriores al del ex presidente Lula Da Silva, concluyó.

Por su parte, el Dr. Aguilar Sánchez habló sobre las recientes condiciones de protesta y violencia en el estado de Veracruz. Atribuyó los recientes hechos de violencia a un régimen de totalitarismo ejercido por el Partido de la Revolución Institucional, el cual empezó a mostrarse en el proceso de transición política de inicios del siglo.

Afirmó que el estado de totalitarismo en Veracruz se caracteriza entre otras cosas por la permanencia del PRI en el poder, la vinculación de las instituciones encargadas de la transición democrática y los medios de comunicación al ejecutivo estatal, así como la criminalización de la protesta social. A esta situación, señaló, se añade la presencia del crimen organizado dentro de las estructuras del gobierno.

Remarcó que los asesinatos de periodistas, que tenían alguna relación con el Estado, son la respuesta al endurecimiento de la opinión de los medios nacionales sobre la violencia en Veracruz. Esta se agudizó durante el actual gobierno de Javier Duarte, argumentó, debido a un supuesto rompimiento del pacto entre los medios de comunicación y el gobierno.

Las expectativas a futuro no son amables, concluyó, pues se proyecta que en las próximas elecciones sea el PRI quien vuelva a tener control sobre el Estado, en medio de unos comicios donde el crimen organizado tendrá más participación.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

39 + = forty three