Defender a los científicos.

Un sueño dorado tanto del fascismo como del comunismo: la purga de científicos, intelectuales y académicos. En la Camboya de los jémeres rojos quienes usaban anteojos eran sospechosos de dedicarse al estudio y, por tanto, de ser enemigos del régimen. Las gafas eran un motivo para detener a los que las usaban. El estudio resulta peligroso: es enemigo de los dogmas y del fanatismo, fomenta el pensamiento critico, genera mentes libres. No hay tal cosa como una ciencia neoliberal: la ciencia se rige por un método objetivo y contrasta continuamente sus hipótesis y sus teorías.

Fuente: Etcétera

Fecha de publicación: 30 de septiembre de 2021

Mención: Trejo Delarbre Raúl

Disponible en : https://www.etcetera.com.mx/opinion/defender-los-cientificos/

Descargar en:https://www.etcetera.com.mx/opinion/defender-los-cientificos/

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nineteen − ten =